El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha defendido este domingo la respuesta del Gobierno norteamericano liderada por el vicepresidente, Mike Pence, frente a la epidemia de coronavirus.

«Tenemos un plan perfectamente coordinado y ajustado en la Casa Blanca para nuestra lucha contra el coronavirus«, ha declarado Trump a través de su cuenta de Twitter.

«Comenzamos MUY rápidamente a cerrar las fronteras en algunas zonas, lo que supuso un regalo divino. El vicepresidente está haciendo un gran trabajo», añadió, antes de denunciar a los medios de comunicación por difundir información maliciosa sobre la respuesta de la Casa Blanca.

«Están haciendo todo lo que pueden para que quedemos mal. ¡Qué triste!», ha concluido el presidente.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos han confirmado este sábado 377 casos del nuevo coronavirus en todo el país, 49 de los cuales corresponden a ciudadanos repatriados de Wuhan (3) y del crucero ‘Diamond Princess‘ (46). En cuanto a los fallecidos, son ya 17 los casos confirmados.

El estado más afectado es el de Washington (noroeste) con 86 casos confirmados, seguido de California, con 79, y Texas, con 19. En los demás estados los casos confirmados son mínimos.