La localidad de Codogno, en Lombardía, donde se detectó el paciente 1 en Italia, ya está libre de coronavirus. Mattia Y.M., joven y deportista, ya está curado. Pasó 18 días sedado, intubado e inconsciente, pero finalmente ha vuelto a su casa. Su esposa, embarazada de ocho meses, también está a salvo. Desde aquel 20 de enero en que fue ingresado Mattia Y.M. hasta este jueves 12 de marzo parece que ha pasado una eternidad en Italia. El país amanece aislado del exterior y con los hábitos de vida totalmente cambiados, tras el decreto anunciado la víspera por el primer ministro, Giuseppe Conte.

«Somos el país de Europa que está siendo golpeado con más fuerza, pero también somos quienes estamos reaccionando con más fuerza, de modo que somos un modelo para los otros», dijo Conte por videoconferencia el miércoles. Italia ya es el segundo país del mundo con más casos: más de 14.460 a mediodía de este jueves 12 de marzo, con 827 fallecidos, según el recuento de www.worldometers.com

Todas las medidas que ha aplicado Italia para limitar la expansión del coronavirus:

1. Italia se impone el aislamiento. Primero fue Lombardía y 14 provincias del norte del país. Pero el lunes 9 de marzo Conte anunció que en Italia y desde Italia al exterior quedaban limitados los movimientos a los absolutamente necesarios por razones de salud, laborables o cualquier urgencia totalmente acreditadas.

2. Cierre de colegios, centros académicos y universidades hasta el 3 de abril. Es una medida que ya se ha impuesto en la Comunidad de Madrid, la Rioja, Cataluña, Galicia, y en todo el País Vasco.

3. Suspensión de actividades deportivas y culturales masivas. Hasta el 3 de abril Italia se ha quedado sin fútbol, a petición del Comité Olímpico nacional. Se suspenden todas las competiciones. La Serie A, la primera división italiana, se ha suspendido. «No hay razón para que prosigan los eventos deportivos», dijo Conte.

4. Cierre de comercios, bares y restaurantes que no sean imprescindibles hasta el 25 de marzo. Hasta ahora los restaurantes tenían que respetar la distancia de un metro entre los clientes, pero las medidas se han endurecido. El objetivo es limitar las salidas sociales al máximo. Muchos famosos participan en una campaña con el hashtag #iorestoacasa (me quedo en casa) para concienciar a la población de lo importante que es ahora permanecer en el domicilio.

5. Relación de establecimientos que pueden seguir abiertos, siempre que se guarde la distancia de un metro entre las personas. Son: supermercados, hipermercados, tiendas de alimentos, comercios no especializados en alimentación, tiendas de productos congelados, comercios de ordenadores y aparatos electrónicos, y electrodomésticos; comercios de bebidas y tabaco; gasolineras; ferreterías; droguerías; tiendas de lámparas; kioscos de prensa y estancos; farmacias; tiendas de aparatos ortopédicos; perfumerías; tiendas para animales; ópticas; tiendas de material fotográfico; comercios de productos tecnológicos; de televisión; establecimientos de comida rápida y comida a domicilio; tintorerías y lavanderías; bancos y empresas de servicios financieros; establecimientos dedicados a la agricultura; y servicios de pompas fúnebres.

6. Establecimientos cerrados: todos los comercios considerados no necesarios; los mercados (tipo Rastro); actividades dedicadas a la restauración (bares, pubs, restaurantes, heladerías y pastelerías); actividades relacionadas con servicios a las personas (peluquerías, barberías, servicios estéticos).

Giuseppe Conte terminó su alocución con un mensaje de esperanza. «Somos una comunidad de individuos. Mantengamos ahora las distancias para abrazarnos todos más tarde. Juntos lo conseguiremos».