La Comunidad de Madrid ha decretado la suspensión de las clases en todos los centros educativos, desde infantil hasta la universidad, públicos y privados, por la crisis del coronavirus. Se trata de la principal iniciativa de contención tomada por el Ejecutivo que preside Isabel Díaz Ayuso, una decisión tomada en connivencia con el Ministerio de Sanidad. La medida será efectiva a partir del próximo miércoles 11 de marzo y en principio es por 14 días aunque prorrogables, según ha aclarado el consejero de Sanidad de Madrid, Rafael Ruiz Escudero.

Ayuso había convocado con carácter de urgencia al Consejo de Gobierno para abordar la crisis del coronavirus en Madrid, principal foco de la epidemia, donde en tan sólo unas horas se han multiplicado los contagios: en el último balance se han contabilizado 577 casos y 16 muertes únicamente en esta región. La presidenta de la Comunidad de Madrid se ha reunido además con los portavoces de todos los grupos parlamentarios con representación en la Asamblea de Madrid para dar una respuesta conjunta y coordinada a la emergencia sanitaria.

La Comunidad de Madrid ya había decidido decretar el cierre de los centros de ocio de mayores, una decisión que vino a cuenta de los brotes detectados en algunos centros de Madrid y de Valdemoro.

Así, Ayuso, acompañada del Consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha anunciado que es conveniente evitar los viajes no imprescindibles, así como prescindir, en la medida de la posible, de lugares concurridos en los que sea imposible mantener las distancias. Por el momento no se han tomado medidas drásticas en lo referido al transporte público, aunque el Gobierno regional pide mantener «especial cuidado» en trenes, autobuses y metro.

En atención hospitalaria, podrían ser suspendidas o retrasadas consultas externas, pruebas diagnósticas o ingresos programados no preferentes.

Los casos contabilizados en España por coronavirus se elevan a 1.204, según el balance oficial que facilita el Ministerio de Sanidad cada tarde a las 18.00 horas. Son 205 casos más que en el balance ofrecido este mediodía.

La Comunidad de Madrid es la que acumula el mayor número de casos notificados, con 577, seguida del País Vasco (149) (concentrados especialmente en la provincia de Álava), La Rioja (102), Cataluña (101), Andalucía (54), Comunidad Valenciana (37), Castilla y León (33), Aragón (30), Castilla-La Mancha (26), Canarias (22), Galicia (19), Cantabria (12), Navarra (12), Baleares (11), Asturias (7), Extremadura (7) y Murcia (5). Ceuta y Melilla continúan sin registrar casos.

Hasta el momento son 28 las personas han fallecido en España y 30 se han curado, según el balance oficial.

España eleva el nivel de alerta: de la contención a la «contención reforzada»

«Los datos indican un cambio a peor en la evolución de la enfermedad en España», ha confirmado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras las reuniones mantenidas a lo largo del día tanto con las comunidades más afectadas, Madrid y País Vasco, como con el resto de comunidades.

La principal medida es el cambio a un escenario 2, de contención a «contención reforzada», como lo ha denominado Illa. Esto significa que hay zonas de transmisión comunitaria significativa o alta, en este caso la Comunidad de Madrid, así como Vitoria y Labastida.

«Los datos indican un cambio a peor en la evolución de la enfermedad»

En estas zonas se ha acordado adoptar «medidas de distanciamiento educativo». En concreto, el cierre de colegios había sido anunciado por la Comunidad de Madrid.

Además del cierre de colegios, se establecen nuevas medidas en clave de recomendaciones, «siempre que sea posible, se adopten medidas de teletrabajo, flexibilidad de turnos laborales para evitar la concentración de personas en los centros de trabajo, así como la reducción de reuniones personales», ha indicado Illa.

Además de estas medidas específicas para Madrid y País Vasco, Illa ha recomendado, para toda España, «fomentar el cuidado domiciliario de los mayores» así como la recomendación expresa «para enfermos crónicos o con pluripatologías que eviten salir del domicilio y limiten su vida social».

El ministro ha recordado las medidas para quienes muestren síntomas, «que se mantengan en su domicilio y llamen a los servicios sanitarios», así como las medidas de higiene personal, referentes al lavado de manos, cubrirse la boca con el brazo al toser o estornudar. Asimismo, Sanidad recomienda «evitar los viajes innecesarios en la medida de lo posible».

El ministro ha subrayado que mañana se anunciará un nuevo paquete de medidas en este nuevo escenario de mitigación, que implica la existencia de transmisión comunitaria descontrolada, al menos en las zonas de Madrid, Vitoria y Labastida.

«Sé que son medidas que no gustan, que alteran el quehacer normal de muchos ciudadanos pero que las tomamos porque creemos que son necesarias», ha dicho Illa, que ha subrayado que las medidas se llevan a cabo «exclusivamente siguiendo el criterio de los expertos».

El ministro ha asegurado que se han tomado medidas para «garantizar que haya el material sanitario necesario donde sea requerido», una medida que responde a la inquietud surgida en días pasados por el miedo a la falta de materiales como mascarillas y su escasez, que ha provocado robos.