El Ayuntamiento de Madrid ha remitido este viernes un informe a la Comunidad de Madrid para que ésta, a su vez, proponga al Estado -que es la administración competente- que se paralicen las obras que actualmente se están realizando en la ciudad.

En el informe, redactado por Madrid Salud, se considera «imprescindible», dada la situación generada por la pandemia de coronavirus, la paralización de las obras, «salvo aquellas que tengan un carácter de urgencia, fugas de agua o riesgo de colapso de la propia edificación«.

El uso frecuente de furgonetas para los trabajadores, las labores propias de la zona de obras o el transporte del material son situaciones en las que no se puede mantener la distancia de seguridad requerida para evitar contagios, según el Ayuntamiento.

Además, argumenta que los desplazamientos en transporte público o en las cercanías de las obras de dichos trabajadores con personas ajenas a la propia obra «no hace más que incrementar las posibilidades de otros nuevos contagios».

Desde hace dos días el Ayuntamiento de Madrid ha comenzado a inspeccionar las obras de la capital para comprobar que se cumplen los protocolos para evitar contagios.

Entre las condiciones que se deben cumplir figuran controles de temperatura a la entrada de la obra, separación mínima de un metro entre trabajadores o equipos de protección que cuenten con mascarillas y gafas, y los trabajadores deben contar con instalaciones de higiene para poder lavarse las manos. EFE