Economía | Empresas | Política

Aena cierra la mitad de Barajas y El Prat por el desplome del número de vuelos

logo
Aena cierra la mitad de Barajas y El Prat por el desplome del número de vuelos
Aviones de Iberia, estacionados en la plataforma del aeropuerto Madrid-Barajas.

Aviones de Iberia, estacionados en la plataforma del aeropuerto Madrid-Barajas. EFE

Resumen:

El desplome del número de vuelos obliga una reorganización total de los grandes aeropuertos españoles. Aena ha decidido cerrar parte de sus principales aeropuertos, los de Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca, por la drástica reducción de las operaciones provocadas por las restricciones a los viajes que conlleva el estado de alarma, según ha anunciado el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

El cierre de instalaciones será gradual, pero arranca de manera inmediata. En el caso del aeropuerto de Madrid-Barajas, Aena ha decidido cerrar ya la mitad de las terminales.  Los vuelos de la T2 y la T3 se agrupan íntegramente en la T1. Pero dentro de unos días, se suspenderá la operativa también de la T1 y todos los vuelos de Madrid se trasladarán a la T4 (también se cerrará el satélite de la T4).

En Barcelona-El Prat también clausura la mitad del aeropuerto y concentrará todos sus vuelos en la Terminal T1, en las zonas A y D, y cierra su operativa en la terminal T2. Todas las compañías aéreas operarán desde T1.

En Baleares y Canarias, que cuentan con restricciones especiales por el estado de alarma, también se reorganiza drásticamente la operativa. El aeropuerto de Palma de Mallorca mantendrá operativos los módulos B (interinsulares) y D. En el módulo B también operarán los vuelos nacionales. Asimismo, en Ibiza y Menorca, se mantendrá la configuración reducida de invierno.

En Canarias, se realizarán ajustes de la operativa y suspensión de la actividad en algunas instalaciones, una vez finalizadas las operaciones de rescate de los turistas que estaban en las islas. En Gran Canaria, se cerrarán dos terceras partes del edificio terminal. En Tenerife Sur, se operará en una única planta. En Lanzarote, se operará con la T2, actualmente dedicada a vuelos interinsulares. Del mismo modo, en el resto de aeropuertos se mantendrán en servicio sólo las infraestructuras indispensables.

En el resto de aeropuertos de la red se adaptarán los horarios de apertura y cierre de los mismos, así como la utilización de las instalaciones, a la nueva operativa de las compañías aéreas. Y en el caso del Helipuerto de Ceuta y el aeropuerto de Melilla se mantendrán disponibles ambas infraestructuras para las excepciones al cierre del tráfico de pasajeros (mercancía, sanitarios, vuelos de Estado…).

Comentar ()