Política

Médicos de la privada piden la exención del pago de impuestos durante el estado de alarma

La patronal Unipromel denuncia que tienen que seguir a disposición de las compañías aseguradoras sin que éstas les retribuya y reclaman la intervención de Sanidad para equilibrar la situación y evitar el “cese masivo” de actividad tras la crisis sanitaria

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una comparecencia informativa para informar sobre la gestión de la crisis del coronavirus.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa EFE

Médicos de ejercicio libre en el sector privado han pedido al Ministerio de Sanidad la exención del pago de impuestos, cuotas de autónomos y retenciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) mientras dure el estado de alarma con el fin de «evitar la insolvencia» de muchos profesionales por la caída de sus ingresos.

Éstas son algunas de las medidas que la Asociación Unión Médica Profesional (Unipromel) ha planteado en una carta al departamento que dirige Salvador Illa ante la situación generada por la crisis del coronavirus, que ha obligado a paralizar la actividad no esencial para tratar de contener la transmisión de la covid-19.

Los facultativos llaman la atención sobre el hecho de que tienen que seguir a disposición de las aseguradoras para atender urgencias mientras se han desplomado «drásticamente» sus ingresos, sin poder acogerse a Expedientes Temporales de Empleo (ERTE) ni a despedir a trabajadores en la actual coyuntura. Por contra, las compañías continúan cobrando las pólizas a sus clientes.

«En esta crisis sanitaria, las compañías aseguradoras parecen dispuestas a hacer un negocio millonario; y todo ello a costa de la ruina económica y el cese de la actividad de los médicos de ejercicio en el sector sanitario privado y de los centros hospitalarios, que implicará que pasada la crisis sanitaria el sector asegurador sea inviable en lo que a la prestación de servicios médicos a los beneficiarios de las pólizas de salud se refiere», expone en la misiva el presidente de Unipromel, el oftalmólogo andaluz J. Ignacio Guerrero. Unipromel está avalada por la Organización Médica Colegial (OMC) y el Consejo General de Colegios de Médicos.

Esta patronal censura que esa «disponibilidad» no sea retribuida por parte de las compañías privadas con las que los profesionales trabajan habitualmente de algún modo, por lo que pide a Sanidad que tome cartas en el asunto para que este «grave desequilibrio» sea compensado mientras dure la crisis sanitaria y se ponga fin al «enriquecimiento injusto que se deriva de la inaceptable e inexplicable actitud de las aseguradoras».

Médicos de ejercicio libre censuran que las aseguradoras están dispuestas a hacer un «negocio millonario» y advierten del «cese masivo» si ahora no se adoptan medidas

En este contexto, Unipromel se ha dirigido ya a las principales compañías para que, hasta que se controle la pandemia y se normalice la situación, contribuyan «de forma incondicional e irrenunciable» a la sostenibilidad económica de los profesionales autónomos que integran sus cuadros médicos pagándole unos honorarios mensuales equivalentes al importe medio percibido por cada facultativo el mismo periodo del año anterior.

«Sólo de esta forma cesaría tan injusta e inexplicable situación y garantizaría, sin duda alguna, la viabilidad económica de los médicos integrados en sus cuadros médicos y la propia viabilidad del sector y de la cobertura sanitaria privada por las compañías aseguradoras. Sin médicos, pueden ustedes suponer, no puede haber actividad aseguradora en el mercado médico sanitario», añade Guerrero.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Por ello, Unipromel ha propuesto a la Alianza de la Sanidad Privada en España (ASPE) -como representante de los centros hospitalarios y clínicas- y a la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA) la constitución urgente de una mesa de negociación que permita firmar un pacto en el sector sobre la base de un «reparto equitativo» entre las tres partes que evite el «cese masivo» de la actividad de los médicos de ejercicio libre.

Un pacto sectorial, la solución

En este sentido, la patronal recuerda al ministro de Sanidad que ASPE ya ha propuesto a la Administración la necesidad de alcanzar un pacto que asegure la «viabilidad del sector» cuando termine la crisis mediante el pago de las aseguradoras a los hospitales y clínicas privadas del mismo importe mensual del año anterior para «estabilizar» los ingresos de dichos centros.

«Solicitamos la ayuda del Gobierno y de la Administración estatal (en concreto de la Dirección General de Seguros) para que exija la constitución de la referida mesa de negociación y la suscripción de un pacto sectorial que permita la viabilidad del sector una vez pasada la crisis, así como evitar la situación inminente de insolvencia de los médicos de ejercicio en el mercado sanitario privado que conllevará el inminente cese de su actividad profesional», razona.

Comentar ()