En su quinto discurso a la nación en sus 68 años como Reina de Inglaterra, Isabel II ha dicho: «Unidos venceremos y el éxito será de todos. Vendrán tiempos mejores». Es una alocución histórica con motivo de la crisis del coronavirus, que se ha cobrado la vida de casi 5.000 personas en el Reino Unido.

La soberana se ha mostrado convencida de que en los años venideros los británicos «estarán orgullosos de cómo han respondido ahora a este desafío. Quienes vengan después de nosotros dirán que fuimos fuertes, autodisciplinados, resolutivos, animosos y empáticos, virtudes que caracterizan a esta nación».

Isabel II, que cumple el 21 de abril 94 años, ha agradecido a los sanitarios del sistema nacional de salud (NHS, en sus siglas en inglés) y a los trabajadores que están atendiendo los servicios básicos por su dedicación a sus conciudadanos. En menos de diez minutos la Reina ha trasladado a los británicos su confianza, su esperanza en las fuerzas de su pueblo, y su convicción en que saldrá adelante.

«Me dirijo a ustedes en un momento desafiante. Es un tiempo de perturbaciones en la vida de este país: unas perturbaciones que han traído a unos sufrimiento, a muchos dificultades económicas, y a todos nosotros enormes cambios en nuestra vida cotidiana».

«El momento en que los ciudadanos aplauden a los sanitarios será recordado como muestra de nuestra empatía», ha dicho. También ha rendido homenaje a todos aquellos que se quedan en casa para proteger a los demás.

«Muchos vimos cómo teníamos que separarnos de los nuestros en la Segunda Guerra Mundial. Ahora también es lo mejor que podemos hacer», ha añadido al recordar su primer discurso público con 14 años, junto a su hermana, la princesa Margarita. Se dirigían a los niños evacuados por la Guerra, en 1949.

«Nos encontraremos de nuevo. Nos volveremos a ver. Vendrán tiempos mejores», ha señalado. La Reina ha dicho que es un momento para la reflexión y la meditación.

En sus 68 años como Reina de Inglaterra, Isabel II solo había dado cuatro discursos a la nación (con la excepción de las Navidades) hasta este domingo 5 de abril. La Reina habló en 1991, con motivo de la guerra de Irak; cuando murió Diana, la princesa de Gales, ya divorciada del heredero, su primogénito, en 1997; cuando falleció su madre; y dio un breve mensaje cuando se celebro su Jubileo.

La Reina grabó su mensaje esta semana en el castillo de Windsor, donde está junto a su esposo, el príncipe Felipe, de 98 años, desde que estalló la crisis del coronavirus en el Reino Unido. Su hijo Carlos, de 71 años, heredero al Trono, dio positivo en Covid-19, pero ya ha reanudado sus actividades.

El primer ministro, Boris Johnson, también padece coronavirus, pero con síntomas leves. Mantiene gran parte de su agenda por vía telemática.

La gestión de la crisis del coronavirus en el Reino Unido por parte del gobierno de Boris Johnson ha dado bandazos. Johnson primero pecó de optimismo y dijo que sería mejor aplicar la llamada «inmunidad del rebaño». Es decir, asumir que habría un contagio generalizado, y aislar solo a los más vulnerables. Consideraba el primer ministro fundamental contener las consecuencias económicas de un cierre del país.

Sin embargo, ha tenido que ir corrigiendo su política inicial a medida que el Covid-19 se cobraba cada vez más vidas. El último balance del domingo ascendía a 621 fallecidos, con un total de casi 5.000 muertos.