Política

Torra pide recursos extraordinarios al margen de los 14.000 millones esgrimidos por Sánchez

Quim Torra. EP

Quim Torra ha advertido hoy a Pedro Sánchez que no acallará las reivindicaciones autonómicas con 14.000 millones que ya estaban contemplados en la financiación autonómica ordinaria, y que responden a la recaudación extraordinaria registrada en 2018. Torra ha reconocido haber encontrado hoy a un Sánchez «más dialogante» y dispuesto a consensuar con los gobiernos autonómicos, pero ha dejado claro que el Gobierno deberá hacer más transferencias directas, y extraordinarias, para que la gestión del coronavirus no se convierta en más deuda autonómica.

«La factura del coronavirus no puede aumentar el endeudamiento de las comunidades autónomas» ha advertido el presidente catalán, señalando que la partida de 14.000 millones anunciada por Sánchez «no es liquidez extra, es lo que ya estaba previsto por el modelo de financiación. Nosotros pedimos transferencias directas que no vayan a cuenta de endeudamiento» ha reclamado, recordando que la Generalitat ha fijado el coste de la crisis, sólo en gasto sanitario en Cataluña, en unos 1.800 millones de euros. «El Gobierno de momento solo ha ofrecido 50 millones» se ha lamentado Torra.

Pese a estas criticas, el presidente catalán ha insistido hoy en elogiar el cambio de tono de Sánchez. «Él habla mucho de municipios, zonas concretas, no menciona las comunidades, no sé por qué» ha apuntado Torra. «Pero es evidente que la Generalitat quiere tomar las decisiones sobre Cataluña, conocemos mejor que el Gobierno de España como está la situación en cada comarca».

Extremadura como ejemplo

Torra ha asociado el cambio en Moncloa a la «presión de todos los presidentes autonómicos» en este sentido, y ha puesto como ejemplo la intervención del extremeño Guillermo Fernández Vara, quien ha señalado que en su comunidad tres cuartas partes del territorio están cubiertas por pequeños núcleos de población en los que no se ha producido ni un caso de Covid-19. «Es lógico que adopten medidas desconfinamiento diferentes».

En este contexto, el presidente catalán ha insistido en que ha sido su gobierno el que ha marcado el paso de las medidas sanitarias a adoptar, una tesis que Torra y su gobierno defienden insistentemente. «Nosotros tenemos la tranquilidad de haber visto que muchas de las propuestas que Cataluña avanza se acaban adoptan por el Estado, la lástima es que se adoptan tarde» ha criticado apuntando como ejemplo a la reclamación de una renta básica para autónomos y trabajadores precarios que aún no se ha aplicado.

Certificado digital de vacunación y pasaporte de inmunidad

El Govern propone crear un certificado digital vinculado al carné de vacunación y «estudiar el uso de un pasaporte de inmunidad para la reapertura de espacios públicos con alto riesgo de transmisión» ha reconocido Torra. Un pasaporte que tendría vigencia temporal y variaría según estado de riesgo de cada persona. El president ha abogado además por el uso de la aplicación sanitaria de la Generalitat para la monitorización de los casos leves y la fijar como obligatorio el uso de mascarillas para toda la población fuera del domicilio.

El presidente catalán ha explicado además el decálogo que compone el plan de desconfinamiento ideado por el virólogo Oriol Mitjà, nombrado director del estudio de desconfinamiento por designación directa de Torra. Un plan que incluye un levantamiento gradual del confinamiento con una flexibilización en 5 pasos: Vuelta de los sanos a trabajo; desconfinamiento parcial de sectores concretos; salida a la calle de los sanos segregando por grupos de población; apertura de bares, restaurantes y locales con aforo inferior a 30 personas; apertura colegios, equipamientos culturales y deportivos; y por último la autorización de eventos culturales, sociales, y deportivos con más 30 personas.

Para ello, la Generalitat se propone «monitorizar la movilidad», realizar un estudio de seroprevalencia de al menos 50.000 personas y un «cribaje poblacional a gran escala». Una medida que, tal y como ha reconocido Torra, exigiría la realización de 1,5 millones de PCR y 6 millones test serológicos, sólo en Cataluña, priorizando sectores de riesgo.

Comentar ()