Política

Cataluña solo propone para la Fase 1 a Tarragona y los Pirineos y deja atrás a Barcelona

Vergés no descarta proponer cambios de fase diferenciados para Barcelona y su área metropolitana

El litoral de Barcelona, desierto durante el confinamiento

Solo el Pirineo y la provincia de Tarragona pasarán a la siguiente fase del desconfinamiento en Cataluña, si el Gobierno atiende a la propuesta aprobada hoy por la Generalitat. Las provincias de Barcelona y Girona y la parte central de Lleida seguirán en fase 0. El Govern advierte además de que la ciudad de Barcelona sigue en «riesgo alto» de rebrote de la pandemia.

La Generalitat ha establecido su propia clasificación en riesgo bajo, moderado y alto, ha explicado la consellera Alba Vergés tras la reunión del Procicat. Tarragona y el Pirineo estarían en la primera categoría, mientras la Cataluña central, Girona, Lleida y la zona metropolitana de Barcelona estarían en riesgo moderado y sólo la capital catalana se encontraría en riesgo alto.

Vergés no ha descartado además que Barcelona ciudad puede quedarse en Fase 0 al margen de su área metropolitana. La consellera de salud ha pedido «no avanzarnos» sobre si Barcelona «tendrá una casuística diferente». «Es posible que Barcelona se pueda añadir» al bloque de las cinco regiones en riesgo moderado que podrían pasar a Fase 1 en breve.

Barcelona, a la cola

«No intentamos hacer un trato diferenciado» ha asegurado Vergés, quien ha señalado que la capital catalana cuenta con elementos complejos, como su elevada movilidad y la gestión del transporte público, pero también con ventajas como un sistema asistencial de alta capacidad gracias a sus grandes hospitales, en los que ha asegurado que se ha relajado la tensión de semanas anteriores.

La consellera ha asegurado además que la coordinación con el Ayuntamiento es constante, tanto a través del Consorcio sanitario de Barcelona, en el que están representados tanto el Govern como el consistorio, y que gestiona todo el sistema sanitario de la capital catalana, como «en diálogo directo» con el gobierno local. Sin embargo el Ayuntamiento ha lamentado este mediodía que desconocían qué calificación otorgaría la Generalitat a la ciudad.

Regiones avanzadas

En el extremo contrario se sitúa la región sanitaria del Pirineo, donde solo quedan tres personas hospitalizadas por coronavirus, dos en el hospital de Tremp y uno en Viella, ambos en Lleida, mientras los hospitales de la Seu d’Urgell y Puigcerdà no tienen ningún caso.

El secretario de Salud Pública, Joan Guix, ha destacado también la situación en el Camp de Tarragona, que incorpora el área metropolitana de Tarragona y la Costa Dorada. Una región más densamente poblada pero con una movilidad muy circunscrita a la región.

Vergés ha explicado la exclusión de Lleida y Girona, dos provincias con baja incidencia del coronavirus, porque en ambas regiones se han intensificado en los últimos días los análisis PCR en residencias, lo que ha provocado un salto en el número de contagios que ha obligado a la Conselleria a la prudencia.

La Generalitat ha establecido nueve regiones sanitarias para el desconfinamiento correspondientes al Pirineo y las partes restantes de Lleida y Girona, la provincia de Tarragona divida entre el norte y las Tierras del Ebro y la de Barcelona en cuatro zonas: Barcelona capital, Metro Norte y Metro Sur para el resto del área metropolitana y la Cataluña Central.

Igualada pide acelerar su desconfinamiento

Otro caso excepcional es el de la región de Igualada, la primera en España que fue confinada, el 12 de marzo, por decisión de la Generalitat tras detectarse un brote de coronavirus en su hospital comarcal. El alcalde de Igualada, Marc Castells (JxCat) ha reclamado hoy que la Conca d’Òdena pase ya a la false 1. «Estamos prácticamente a un nivel de mortalidad biológica» ha explicado Castells, para argumentar que del mismo modo que fueron los que más rápidamente se confinaron, ahora están preparados para acelerar el desconfinamiento.

Te puede interesar

Comentar ()