Política

Sánchez propone cuatro fases para alcanzar la nueva normalidad a final de junio en toda España

No descarta una reforma constitucional para reforzar el sistema nacional de salud

Pedro Sánchez, en Moncloa. EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido para anunciar que el 4 de mayo dará comienzo en toda España el proceso de desescalada, que el Gobierno ha ordenado en cuatro fases. Un proceso que estará ordenado por provincias o islas y que se guiará por normas comunes y sin un calendario cerrado. El avance o no de cada provincia a la siguiente fase se evaluará cada dos semanas. Eso sí, ha querido dejar claro que «el virus no se ha ido» y no hay que minusvalorar el reto que afronta el país. Aunque cree llegado el momento de «poner el país en marcha» al tiempo que ha pedido responsabilidad a los ciudadanos.

Según ha anunciado Sánchez, todos los territorios arrancarán el 4 de mayo en la Fase 0, excepto las islas de Formentera, La Gomera, El Hierro y La Graciosa que pasan directamente a la Fase 1. El 11 de mayo se evaluará qué otros territorios se pueden unir a estas islas en la Fase 1. A partir de ahí, cada dos semanas se producirá una actualización para avanzar o retroceder según los datos epidemiológicos de cada región.

Con el telón de fondo de una EPA que ha supuesto un nuevo varapalo en términos de destrucción de puestos de trabajo y de incremento del desempleo y tras afirmar varias veces que se trata de «poner España en marcha», el presidente del Gobierno ha dado un horizonte de entre seis y ocho semanas para que todas las provincias alcancen la Fase 3, que ha calificado como la ‘nueva normalidad’. Hasta entonces no estará permitida la movilidad entre provincias o islas. Es decir, espera que para finales de junio todo el territorio haya superado las tres fases para entrar «en la nueva normalidad».

En la Fase 0, además de los paseos de los niños y la actividad física individual, se permitirá la apertura de algunos locales y establecimientos con cita previa, entre los que Sánchez ha citado los restaurantes con servicio de comida a domicilio. También los entrenamientos individuales de deportistas y el «entrenamiento básico de las ligas profesionales».

En la Fase 1, nunca antes del 25 de mayo para las provincias que arranquen desde cero, se podrían empezar a abrir pequeños comercios bajo condiciones estrictas de seguridad y a excepción de los centros comerciales. También se contempla la apertura de terrazas con restricciones de hasta el 70% del aforo, al igual que hoteles y alojamientos turísticos. Además, los comercios tendrán un horario preferente para los mayores de 65 años. Esta fase contempla también la apertura de lugares de culto con aforo del 33% y los entrenamientos «medios» de los deportes profesionales. Sin embargo, parece que en esta fase tampoco se podrá ir a ver a los familiares ni aunque vivan en la misma ciudad, aunque sí desplazarse a una segunda residencia dentro de la misma provincia o ir a una terraza.

La Fase 2, nunca antes del 8 de junio para estos territorios, permite la apertura del espacio interior de bares y restaurantes, con aforo de hasta un tercio y sólo servicio de mesa. Abrirán los espacios de ocio con aforo de un tercio y se permitirán los eventos culturales en espacios cerrados de hasta 50 personas, y de 400 al aire libre, siempre que sea en butacas y no de pie.

Nueva prórroga del estado de alarma de quince días para controlar la transición

En la Fase 3, que no llegará antes del 22 de junio para los territorios que partan desde la base y que el Gobierno identifica con la «nueva normalidad», ya se flexibilizarían las restricciones de movilidad entre provincias y los locales comenzarían a funcionar al 50% de su capacidad y siempre tratando de respetar los dos metros de distancia entre personas. Además, el Gobierno sigue apostado por el teletrabajo hasta llegar, al menos, a esta fase y también por mantener la imposibilidad de moverse entre provincias.

Asimismo, ha señalado que Sanidad estudiará un plan de horarios a la vista de lo acontecido este domingo con la salida de los niños. En todo caso, habrá una nueva prórroga del Estado de Alarma. El Gobierno, a diferencia de otros países de nuestro entorno, no ha querido a dar fechas concretas de desconfinamiento «porque quizá, en algunos casos, tendrán que retrasarse», por lo que han ido a un modelo de fases.

Sobre los pactos de reconstrucción, que ha debatido esta tarde la Mesa del Congreso, ha apelado a la unidad europea y, por tanto, también a la unidad «y solidaridad» en España. «Hay que Tender la mano para forjar un gran acuerdo para abordar la reconstrucción social y económica ¿por qué no podemos tenerlo en España?», se ha preguntado. En este sentido, no ha descartado una prima al personal sanirario así como el reforzamiento del sistema público de salud, que es uno de los puntos que se quiere debatir en ese pacto, incluida la reforma constitucional como han pedido algunos grupos.

Sánchez ha vuelto a insistir que la OCDE nos ha situado en el octavo puesto en la realización de test, ocultanto que realmente estamos en el puesto 17 en pruebas de PCR, que España «está a la cabeza» en la realización de pruebas diagnósticas, lo que se ha demostrado incierto.

Insiste en que la OCDE nos coloca en el octavo puesto en la realización de test

Sánchez ha presentado el ‘Plan para la Transición hacia una nueva normalidad’ que ha aprobado el Consejo de Ministros en su reunión de este martes, que se ha prolongado más de lo habitual y ha finalizado minutos antes de las cuatro de la tarde. Este plan marcará la hoja de ruta hacia la relajación progresiva de las restricciones vigentes en toda España desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo para combatir la epidemia de coronavirus.

Mañana mismo, el Comité Técnico de Gestión del coronavirus mutará a gabinete para la gestión de la desescalada. Seguirá estando presidido por Sánchez, contará con la participación de los cuatro vicepresidentes del Ejecutivo, la portavoz del Ejecutivo, el doctor Fernando Simón y los cuatro ministros designados como autoridades competentes delegadas bajo el estado de alarma. A ellos se sumará la titular de Trabajo, Yolanda Díaz; varios altos cargos del gabinete de Sánchez y el jefe de gabinete del vicepresidente Iglesias.

Comentar ()