El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha afirmado este martes sobre la causa del 8M que «se daban algunos elementos» que «invitaban a pensar que podría haber algo más detrás», como un intento de desestabilizar al Ejecutivo central. «Es posible, pero no puedo afirmarlo», ha sostenido.

Franco se ha pronunciado así en una entrevista en TVE, recogida por Efe, sobre el archivo de la causa del 8M, en la que estaba imputado por prevaricación, al ser preguntado por la posibilidad de que detrás de la misma hubiese «una operación de acoso y derribo al Gobierno» de Pedro Sánchez, o una «causa contra el Ejecutivo».

«No soy partidario de defender la teoría de la conspiración, me cuesta mucho creerla, pero es cierto que se daban algunos elementos, visto desde el plano objetivo, que invitaban a pensar que podría haber algo más detrás de todo esto», ha respondido.

Ha destacado que él siempre ha defendido la presunción de inocencia en casos judiciales que afectaban al PP y ha respetado la Justicia, y sobre su imputación en la causa del 8M ha añadido: «Si haba algo más, si había algún intento desestabilizador, es posible, pero no puedo afirmarlo».

El delegado ha subrayado que el fin de semana del 8 de marzo y en los días previos se celebraron «multitud de eventos, también en espacios cerrados», que es donde se transmite más el coronavirus, y el transporte público movió a «millones de personas», pero «parece que el único tema que pudo haber sido decisivo en el contagio fue la manifestación en defensa de los derechos de las mujeres».

Franco ha mostrado su alivio por el archivo de la causa que se seguía en el Juzgado de Instrucción 51 de Madrid, durante la que, ha precisado, tanto su letrada como otros acreditados penalistas le aseguraban que «no tenía ningún recorrido, que quedaría en nada», a pesar de lo cual él sentía «cierta preocupación».