El presidente de la Xunta y candidato a la reelección por el PP, Alberto Núñez Feijóo, se ha mostrado este martes indignado con la acusación de «madrileñofobia» y por tanto ha recordado que Galicia «quiere y necesita» el turismo y «muy especialmente», ha remarcado, el de las personas que vienen de la capital española «a visitarnos y que tienen sus casas aquí».

Su declaración se ha producido a preguntas de la prensa al término de una reunión con el comité de empresa de Alcoa y se ha mostrado muy molesto con las voces que intentan «crear división entre los españoles» e «intoxicar», según informa Efe.

Núñez Feijóo ha insistido en que «queremos que vuelvan y que vengan (los madrileños), que estén con nosotros. ¡Cómo no! El compromiso con Madrid lo hemos explicitado durante la pandemia», ha dicho, al mentar la donación de respiradores cuando los necesitaron, sin saber si la comunidad gallega los precisaría, un comportamiento que le generó criticas, ha recordado, entre la oposición.

«Nuestro compromiso con los ciudadanos y con el pueblo de Madrid fue, durante la pandemia, asistir en lo que podíamos ante el colapso de las UCI de los hospitales madrileños. Y ahora otra vez volvemos a invitarles y a decirles, no que vengan aquí quince días: si pueden venir treinta, o un mes y medio, mejor», ha enfatizado.

Y eso, ha continuado, es «perfectamente compatible» con decir que si hubiese brotes en una zona, un barrio, un hospital, una ciudad o una autonomía, pues «actuemos por el bien de todos, manteniendo la salud pública, que es nuestra obligación». «Si no lo hiciésemos, estaríamos ante un supuesto de irresponsabilidad», ha agregado.

Hecha esta observación, ha ahondado en que ve «algún interés por intoxicar sobre determinados planteamientos de Galicia en relación con otras comunidades autónomas y, concretamente, en relación con Madrid». Por ello, ha pedido no caer en la «demagogia» y mucho menos cuando de la salud de todos se trata.

«Lo que pretendemos es que vengan a Galicia cuantas más gentes, mejor, y que tengamos la garantía de una salud pública y un control del virus en todos los territorios que conforman nuestro país», ha hecho hincapié, y ha subrayado que no son incompatibles ambas cuestiones.

Así las cosas, ha recordado Núñez Feijóo que todos los ciudadanos de fuera tendrán a su disposición todos los contactos necesarios para que, como los gallegos, puedan dirigirse al servicio sanitario ante cualquier síntoma; lo mismo que pide para los gallegos que viajen o vivan en Madrid o en cualquier otro lugar, el que sea. «Cualquier español será bienvenido», ha zanjado.

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, antes de pronunciarse Núñez Feijóo, ha dicho sentirse dolida por la madrileñofobia, que se percibe, cree, desde algunas regiones, con mensajes que «ofenden» teniendo en cuenta que los madrileños aún no han salido de la Comunidad pero ya «hay brotes por otras partes».

En declaraciones en la Cadena Cope, Ayuso ha respondido así al ser preguntada por las declaraciones del presidente de la Xunta, que pidió atención a la movilidad sin querer «estigmatizar» a nadie. EFE