Un juez de Santiago de Compostela ratificó este martes la decisión de la Consejería de Sanidad gallega de buscar a un hombre que dio positivo en la prueba del coronavirus el domingo para obligarle a que se aísle en su domicilio de un pueblo de La Coruña o en un centro sanitario si lo primero no es posible.

El titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de la capital gallega, José Alvariño Alejandro, dictó un auto en el que considera que «la autoridad sanitaria ha acordado una medida que tiene suficiente amparo legal y que está dirigida a un fin constitucionalmente legítimo, la defensa de la salud pública, la integridad física y la salud de la población en general», apoyando así la decisión del Gobierno gallego como solicitó éste.

Así, avaló por la vía de la medida cautelar -a ejecutarse en menos de 48 horas- que se buscara al hombre que dio positivo en el test del coronavirus y no se le pudo localizar en su domicilio a pesar de que en el Hospital Universitario de Santiago le indicaron que debía quedarse allí.

El juez se refiere a la Ley Órgánica 3/1986 de Medidas Especiales en materia de Salud Pública como la base legal que justifica que una comunidad autónoma -en este caso Galicia- adopte una medida que limitaría derechos fundamentales recogidos en la Constitución, como la libertad de movimiento, en favor de preservar la salud pública. El magistrado también expone la doctrina del Tribunal Constitucional al respecto, que insta a la ponderación de derechos primando la salud pública sobre otros individuales, como dictó el Alto Tribunal el pasado 30 de abril.

Con el apoyo de la Fiscalía y un informe del hospital

La Fiscalía, a quien se pidió informe sobre la decisión de las autoridades sanitarias, se mostró a favor de la medida cautelar al amparo de la ley mencionada para salvaguardar la salud de otras personas.

El Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela emitió un informe sobre el peligro de contagio y expuso que la medida de aislamiento debe continuar hasta que su Servicio de Medicina Preventiva emita un dictamen pidiéndolo tras hacer un seguimiento al contagiado.

El forense judicial, por su parte, también emitió un informe en el que pidió que se acordara la medida cautelar «teniendo en cuenta la peligrosidad potencial para sí mismo y para otros» del hombre y conociendo su diagnóstico positivo desde el pasado domingo, 21 de junio.