El vicepresidente de Vox, Jorge Buxadé, ha protagonizado esta noche un movido arranque de la campaña electoral del partido en un acto en el que ante una veintena de simpatizantes avisó de que su formación llega “para quedarse en Galicia” y al cual acudió la Policía por la presencia de opositores del partido verde.

“Vox estará aquí, no nos vamos a marchar”, proclamó Buxadé en un acto que otras dos docenas de personas interrumpieron con una ‘cacerolada” y al grito de ‘Fascistas, fóra da Galiza’ (fascistas fuera de Galicia) e «independencia», al tiempo que portaban banderas antifascistas y estreleiras (la independentista gallega).

Buxadé restó importancia a las protestas y aseguró que personalmente a él le gusta oír “los pim pam pum que se creen que nos van a amedrentar pero se equivocan porque su odio es nuestra alegría” y mientras unos «reclaman independencia, en Vox piden inteligencia».

Frente a los discursos de “la izquierda progre y la derecha cobarde”, Vox busca instaurar “el sentido común” en Galicia para “recuperar nuestras empresas y nuestra economía, la que el gobierno social comunista está llevando al caos”.

Para ello, “miles de gallegos van a votar a Vox” después de una campaña electoral en la que, ha remarcado, “vamos a reclamar el voto en todas las calles de Galicia, le pese a quien le pese y sin miedo a nadie”.

“Hay que votar a Vox fundamentalmente para que en el Parlamento de Galicia se oiga con voz clara que no vamos a renunciar a la españolidad de Galicia”, ha insistido Buxadé, que subrayó que es “España la que hace de Galicia lo más grande y nos asegura un futuro”.

De igual forma, la portavoz adjunta en el Congreso de los Diputados y vicesecretaria de Portavocía y diputada por Málaga, Patricia Rueda, ha animado a los candidatos a no fiarse de las “encuestas cocinadas” que en su comunidad no le otorgaban representación pero finalmente “hicimos historia”.

La formación de ultraderecha no presenta a ningún aspirante a la presidencia de Galicia pero esta noche ha reunido a los cuatro candidatos provinciales de VOX en Galicia, Antonio Ramilo (Pontevedra), María Jesús Fernández (Ourense), Ricardo Morado (A Coruña) y Sonia Teijeiro (Lugo).

Los candidatos de VOX se han mostrado convencidos de obtener representación en la Cámara Legislativa de Galicia ya que los votos que obtuvieron en las pasadas elecciones generales serían suficientes para que ahora “lograsen cinco escaños”. EFE