El primer ministro de Francia, Jean Castex, ha recomendado a los ciudadanos franceses no viajar a Cataluña a causa de los rebrotes de coronavirus. Así, el gobierno francés también ha descartado el cierre de fronteras entre su país y España.

«La situación en Cataluña muestra indicadores sanitarios degradados. Recomendamos vivamente a los ciudadanos franceses que eviten desplazarse allí mientras no mejore la situación en ese territorio», dijo Castex tras la reunión del Consejo de Defensa encabezado por el presidente francés, Emmanuel Macron, para evaluar el avance del virus en Francia.

Asimismo, el primer ministro ha informado de que «se están celebrando conversaciones entre París y Madrid, para garantizar que los flujos de desplazamiento de España a Francia sean lo más limitados posibles», según declaraciones recogidas por ‘Le Parisien’, en su edición digital.

Al mismo tiempo, el político ha mencionado que las autoridades francesas estarían “discutiendo” con las españolas y catalanas para que estas “velen” para que “los flujos procedentes de España hacia Francia sean lo más limitados posible”.

Por otra parte, según ha adelantado, todos los viajeros procedentes de 16 países, no europeos, declarados “rojos” por la alta circulación del virus, deberán someterse a un test de covid-19 a su llegada a los aeropuertos franceses. Al parecer, los dispositivos para ello estarán listos “en los próximos días” o, a más tardar, a partir del 1 de agosto. Y también en los puertos marítimos habrá instalaciones y personal adecuado para efectuar las pruebas.