El líder de ERC, Oriol Junqueras, se ha acompañado de todos los pesos pesados de su partido en una visita a Girona este sábado que coincidía con el congreso fundacional de JxCat, al que ha deseado «suerte» y al que ha definido como el «centroderecha del independentismo».

Mientras la formación que abandera el expresidente catalán Carles Puigdemont viste sus mejores galas en este estreno, Junqueras se ha rodeado de otros dos presos independentistas, como son los exconsellers Raül Romeva y Dolors Bassa, así como del vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y del presidente del Parlament, Roger Torrent, informa Efe.

Todos ellos se han reunido con alcaldes y diputados en un hotel de Santa Coloma de Farners para analizar la situación actual en plena pandemia de coronavirus, algo que ERC ya llevó a cabo en Lleida y que repetirá la semana que viene en Tarragona.

Antes del encuentro, el grupo, con Oriol Junqueras con una mascarilla que reclamaba la libertad de Raül Romeva, ha atendido a los medios de comunicación y se ha referido a ese congreso fundacional de JxCat con palabras amables, pero anteponiendo que, en su opinión, la mejor opción es la republicana.

«Siempre defendemos la democracia, el pluralismo democrático, y estamos convencidos de que todo el espacio ideológico del independentismo se debe organizar de la mejor manera posible», ha afirmado.

Se ha congratulado de que su partido «afortunadamente» hace tiempo que está «muy organizado» y ha deseado «a todo el mundo» que lo haga «de la manera que considere más oportuna».

En el caso de JxCat, Junqueras ha recordado que ese «centro-derecha» del independentismo ha intentado «reorganizarse en diversas ocasiones», aunque sin citar la escisión entre CDC y UDC o la transformación en PDeCAT, y espera que «ésta sea la definitiva».

En todo caso, el líder de ERC ha reiterado su convencimiento en que su propuesta es «mejor y más útil», por lo que «cuanta más suerte tengan, más mérito tendrá» lo que haga su formación y que gane en unas futuras elecciones «para ayudar a la gente».