El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el expresidente Carles Puigdemont se han reunido este sábado en el sur de Francia y han visitado juntos la tumba del poeta Antonio Machado en la localidad francesa de Collioure, cerca de la frontera española en la costa mediterránea.

Puigdemont lleva días en la zona. En una conferencia en la Universitat Catalana d’Estiu en Prada de Conflent (Francia), el viernes, el también eurodiputado admitió que «la vía del acuerdo con el Estado es la preferida por la inmensa mayoría de los catalanes» para resolver el conflicto actual, pero ha descartado que sea una opción factible porque «España siempre tiene preparada una pared» para frustrar las aspiraciones nacionales de Cataluña.

«Somos muchos los que somos conscientes de que la única vía transitable, realista y sin falsas ilusiones es la gestión de una confrontación inteligente con el Estado español. Es la vía democrática que seguramente es la más insegura de todas, la más incierta, pero lamentablemente no tenemos otra», ha expuesto.

Puigdemont ha defendido que el independentismo debe promover un «debate interno constante» en el que los diversos actores se traten como «aliados» en busca de la «unidad estratégica» que les hizo fuertes en el pasado.