El sueño de Evo Morales era retirarse con su cato (plantación de coca), su quinceañera y su charango (instrumento musical). Lo dijo, entre risas, en una entrevista en 2008 cuando aún veía lejano ese día. Hoy está en Argentina después de verse forzado a dejar el poder en noviembre de 2019 tras la crisis política desencadenada tras las elecciones en las que hubo claras sospechas de fraude para atribuirse la victoria en primera vuelta.

Primero se exilió en México y luego se trasladó a Argentina, dos países con gobiernos aliados de los representantes del llamado socialismo del siglo XXI. Desde allí sigue denunciando al actual gobierno por lo que considera un golpe de Estado. El Movimiento al Socialismo, que lidera Evo Morales, aspira a volver al poder tras las elecciones del próximo 18 de octubre.

En su retiro argentino está acompañado de quien se presenta como Noemí Meneses, de 19 años, quien dice ahora ser su novia desde el pasado 24 de mayo. Evo Morales cumple 61 años el próximo 26 de octubre.

El ex presidente de Bolivia, soltero impenitente, tiene una hija de 25 años, Evaliz, y un hijo, Álvaro, de 24, fruto de su relación con otras dos mujeres. Evo Morales tardó en reconocerlos como sus hijos. Evaliz es hija de la ex dirigente política Francisca Alvarado. Álvaro es hijo de una maestra rural, Marisol Peredo. No se casó con ellas. Como primera dama ejerció mucho tiempo su hermana, Esther, que acaba de fallecer, víctima de coronavirus.

También salieron sus hijos del país una vez que su padre perdió el poder. Evaliz ha salido en defensa de su padre.

El gobierno boliviano mantiene que la relación data de hace cinco años, cuando la joven tenía 14 años. El Ministerio de Justicia ha presentado una denuncia contra «el ciudadano Juan Evo Morales Ayma por los delitos de estupro y trata y tráfico de personas», según anunció el viceministro de Transparencia Institucional y Lucha contra la Corrupción, Guido Melgar, el pasado jueves. Aseguró que iban a solicitar que se imponga la pena máxima, en caso de confirmarse los datos que están investigando.

En Bolivia las penas por trata y tráfico de niños llegan a los 20 años. En el caso de estupro, relación consentida con una menor, serían seis. Hay abogados que mantienen que la denuncia ha de presentarla la víctima o su familia, no terceros.

Esta semana el gobierno actual ha vuelto al ataque con otra demanda por otra supuesta relación con otra menor de 15 años, N.N., con quien habría estado en 2015, y habría dado a luz a una niña a los 16 años. «La menor existe, la madre existe y la menor tiene como padre registrado a Juan Evo Morales Ayma», dijo Guido Melgar, el lunes 24 de agosto, en rueda de prensa, según informa el boliviano Página Siete.

A su vez, la abogada Paola Barriga anunció que va a presentar otra querella contra Morales, pero por violación a una adolescente.

No comparto el uso de compañeras en cuestiones políticas», afirma Evo Morales sobre las acusaciones de estupro

De este modo, el gobierno interino de Bolivia, que encarna los intereses de «la derecha», según Evo Morales, ha pasado de las denuncias por terrorismo y sedición a la persecución por estupro y trata. En Bolivia, aunque sean consentidas, no son legales las relaciones sexuales hasta la mayoría de edad.

Evo Morales ha tardado en reaccionar pero finalmente ha dicho unas palabras en una entrevista en Radio Kawsachun Coca. «No comparto el uso de compañeras en cuestiones políticas», ha declarado el ex presidente de Bolivia. No niega su relación con Noemí Meneses Chávez.

Según Evo Morales, se trata de maniobras a la desesperada del gobierno de la derecha para dividir a su partido el MAS. «Nos quieren destrozados, seguramente no faltará por ahí algún compañero que pueda prestarse a este problema de división, pero son problemas personales», ha dicho.

El ex presidente se refirió al caso de Gabriela Zapata. «En las elecciones de 2014 algunos miembros del Ministerio Público me preguntaron si había embarazado a la compañera. Les respondí: si tienen pruebas, procésenme. Si hay una demanda de la señora, que haya demanda. No hubo nada».

Luego reconoció que había mantenido una relación con Gabriela Zapata, que fue condenada en 2017 a diez años por enriquecimiento ilícito. En ese tiempo Zapata era gerente comercial de la empresa china CAMC, que se benefició de contratos millonarios con el Estado.

Amor vía móvil

El caso de Noemí Meneses empezó a ser investigado por la policía tras ser arrestada junto a su hermana mayor, Gladys, cuando las dos iban en un vehículo de la gobernación de Cochabamba, bastión del partido de Morales, el Movimiento al Socialismo. Fue el 12 de julio. Gladys Meneses era sospechosa de haber ayudado a organizar los bloqueos de carreteras en noviembre pasado.

La Policía encontró en su móvil fotos de su hermana Noemí, y del ex presidente Evo Morales. La joven Noemí firmó ante los agentes que era novia de Evo Morales desde el 24 de mayo de 2020. Pero en su móvil encontraron pruebas de una relación afectiva que data de mucho antes, según todos los indicios.

Incluso el periodista John Lee Anderson menciona la presencia de la joven en la sala donde está entrevistando a Evo Morales en la entrevista que le hizo en Ciudad de México, publicada en marzo de este año en The New Yorker.

Una joven nos escuchaba a unos metros. Llevaba coletas y una camiseta con la palabra ‘love’. Ella y Evo intercambiaban miradas y sonrisas», escribió Jon Lee Anderson

«Cuando hablábamos me di cuenta de que una joven nos escuchaba en una silla a unos metros. Tenía el pelo moreno peinado en coletas, y vestía vaqueros y una camiseta con la palabra «love» en letras blancas brillantes. De vez en cuando ella y Evo intercambiaban miradas y sonrisas. Llegado a un punto, Morales interrumpió la conversación para pedir al fotógrafo que no tomara fotos de la mujer. Más tarde, cuando Morales posaba me pidió que le hiciera una foto con su móvil. Se colocó de espaldas a la pared del jardín, y desde allí jugueteaba con Morales, que posaba algo más lejos», puede leerse en el artículo de Jon Lee Anderson.

La joven ha reconocido que se vieron por primera vez en 2015, cuando ella tenía 16 años. Noemí se acercó a saludar al presidente en el carnaval. En 2018 habrían comenzado «una amistad». «Mi relación ha sido siempre sentimental. Nunca hemos hablado de política», ha declarado la joven, según un informe de la Fuerza Especial contra el Crimen, dado a conocer por el periodista John Arandia.

Mi amor, no me digas con palabras lo que me puedes decir con besos cuando nos veamos», escribe por whapp Noemí a Evo Morales

El informe policial, elaborado a instancias del fiscal Rudy Terrazas Torrico, al que tuvo acceso OK Diario, da cuenta de numerosos mensajes afectivos de Noemí Meneses al móvil del ex presidente. Evo Morales nunca escribe su contestación, sino que llama por teléfono. «Buenos días, mi vida. Eres y serás el mejor novio del mundo. Siempre te voy a amar», dice la joven. «Tú eres la razón por la que siempre voy a sonreír». «Mi amor, no me digas con palabras lo que me puedes decir con besos cuando nos veamos». Es el tono de los mensajes.

Evo Morales siempre dijo que no se casaba porque ya estaba casado con Bolivia. En alguna ocasión llegó a reconocer que le habían rechazado por el riesgo que llevaba estar con alguien que podía acabar preso. Son conocidas sus declaraciones homófobas y sexistas. En 2011 dijo: «Cuando voy por los pueblos, quedan todas las mujeres embarazadas y en sus barrigas dice: ‘Evo cumple'».

Su fanfarronería puede salirle cara. En su partido no han dicho una palabra sobre las investigaciones. Temen que perjudique las posibilidades de Luis Arce, candidato del MAS, que estaba al tanto de las relaciones de Evo.