Los cinco senadores de JxCat han anunciado este sábado que se dan de baja del PDeCAT después de que este último partido, presidido por David Bonvehí, haya decidido tomar acciones judiciales contra la nueva marca registrada por el expresident Carles Puigdemont.

En un comunicado, los cinco senadores critican «la deriva que está tomando el partido» y lamentan que la dirección «no respete» los acuerdos alcanzados en el seno de la formación. En diciembre de 2019, recuerdan, el PDeCAT decidió «transitar hacia JxCat». A estos representantes electos en la Cámara Alta les parece «intolerable» que el PDeCAT anteponga «los tribunales por delante del diálogo», decisión sobre la que dicen no haber sido «consultados ni informados».

Afirman en última instancia que seguirán trabajando, ahora ya ajenos al PDeCAT, «por Cataluña y su gente al lado del presidente Puigdemont». Los cinco senadores en cuestión son Josep Lluís Cleries, Mayte Rivero, Josep Maria Cervera, Josep Maria Matamala y Assumpció Castellví.

El 10 de julio se oficializó un cambio en el registro de partidos en la propiedad de las siglas de JxCat, pasando de afines de la dirección del PDeCAT a personas cercanas a Puigdemont, lo que propició que a finales del pasado mes el expresident diera pistoletazo de salida a su nuevo proyecto electoral.