Política

La ley protege a Messi frente al Barça contra el criterio de la Liga, insisten los expertos

El contrato del futbolista no prevé situaciones excepcionales como la pandemia por Covid que pesan más que la formalidad de la fecha plasmada en su cláusula de rescisión, consideran letrados especializados en Derecho Deportivo

logo
La ley protege a Messi frente al Barça contra el criterio de la Liga, insisten los expertos

Resumen:

El culebrón deportivo del verano a cuenta de la decisión de la estrella del FC Barcelona, Leo Messi, de abandonar el equipo sin pagar la indemnización de 700 millones de euros que le exigen por ello todavía no está zanjado.

La Liga se alineó este domingo con el Barça y emitió un comunicado en el que vio claro que el jugador no puede irse a otro equipo sin pagar la penalización que consideran quedó reflejada en una cláusula de rescisión de su contrato con el club. Interpretan que, para hacerlo, Messi debía haber comunicado su intención de irse antes del 10 de junio, cuando estaba previsto que acabara la temporada antes de que la pandemia del coronavirus cambiara todos los planes.

Expertos en Derecho Deportivo consultados por El Independiente no comparten esta visión y consideran que la cuestión jurídica de fondo alrededor del contrato protege al jugador, puesto que el documento «no preveía estas situaciones de excepción», explica José Domingo Monforte, socio-director de Domingo Monforte Abogados. El experto ve, atendiendo al derecho y a la interpretación de los contratos que recoge el Código Civil, que el Barça y La Liga estarían haciendo una lectura errónea, basada en la formalidad del contrato, mientras que quien asesora a Messi está en lo cierto al apoyarse en la realidad material, puesto que se ha dado una «situación extraordinaria, sobrevenida y no imputable al jugador (el coronavirus) que ha llevado a la suspensión de la competición y de los plazos, que quedaron congelados». Ante la falta de previsión en el contrato de estas situaciones de excepción, y no habiendo actuado el jugador con mala fe, el abogado entiende que no tuvo que avisar de su marcha antes, sino cuando lo hizo, una vez finalizada la temporada.

Para La Liga, en cambio, «el contrato se encuentra actualmente vigente y cuenta con una ‘claúsula de rescisión’ aplicable al supuesto de que Lionel Andrés Messi decidiera instar la extinción unilateral anticipada del mismo, efectuada conforme al artículo 16 del Real Decreto 1006/1985, de 26 de junio, por el que se regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales». «En cumplimiento de la normativa aplicable, y siguiendo el proceder que corresponde en estos supuestos, LaLiga no efectuará el trámite de visado previo de baja federativa al jugador si no ha abonado previamente el importe de dicha cláusula», informó este domingo por medio de un comunicado. Para Monforte, esta explicación no tiene soporte legal.

«Están forzando la máquina»

Para Xavier Albert Canal, experto también en Derecho Deportivo y fiscal-tributario, tanto el Barça como Messi están «forzando la máquina y finalmente llegarán a un acuerdo porque saben que si llevan el asunto a los tribunales se enquistará». Ese acuerdo, según el experto, tendría que firmarse a tres: entre el jugador, el Barça y el nuevo equipo que contrate al jugador.

«Ningún equipo europeo de nivel se va a comprometer con Messi para que luego haya complicaciones legales, problemas entre el jugador y el equipo que le puedan repercutir», reflexiona Albert, conocedor del Barça y quien ve claro que la decisión de la estrella argentina llega porque ya no ve a su equipo «ganador, competitivo».

Cláusula ‘rebus sic stantibus’

José Domingo Monforte recuerda también la existencia de la cláusula rebus sic stantibus, una construcción doctrinal que «ha sido aceptada por la jurisprudencia como instrumento útil para compensar desequilibrios en las prestaciones. Se aplica cuando por circunstancias sobrevenidas, y siempre fuera de la capacidad de actuación de las partes, a una de ellas le resulte absolutamente imposible el cumplimiento de la obligación», recogió el experto en un artículo publicado recientemente.

Por medio de esta cláusula, «sería posible una modificación del mismo (del contrato) cuando una circunstancia externa, sobrevenida, y en todo caso extraordinaria, altere significativamente el equilibrio inicial entre las prestaciones». Para Monforte, la cláusula rebus «favorecería a Messi y evitaría la literalidad formal del plazo temporal (el 10 de junio) por la razones sobrevenidas (el coronavirus y sus consecuencias en la temporada de fútbol). El Barca no podría pedir su aplicación para sostener la vigencia por tácita reconducción del contrato», explica el letrado.

Comentar ()