El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acordado mantener con Bildu una vía de diálogo abierta en las próximas semanas para afrontar la crisis provocada por el coronavirus.

La portavoz parlamentaria de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, se ha reunido este jueves de manera telemática con Sánchez dentro de la ronda de consultas que el presidente convocó con los partidos de la oposición para «despolitizar» la lucha contra la pandemia y la recuperación del país.

Según fuentes de la formación que lidera Arnaldo Otegi, la reunión duró tres cuartos de hora, transcurrió «en tono cordial y respetuoso» y se habló de los próximos Presupuestos Generales del Estado y de la salida a la crisis social y económica que ha causado el Covid19. Fue un «intercambio de impresiones», pero habrá más oportunidades ya que ambas partes «se han emplazado a seguir dialogando en las próximas semanas».

Hasta el estado de alarma, la interlocución con Bildu la llevaba acabo la dirección del grupo Socialista, con Adriana Laastra y Rafael Simancas a la cabeza, e incluso sellaron un acuerdo para la derogación «íntegra» de la reforma laboral que después fue desautorizado por el equipo económico del Gobierno.