José Manuel Calvente, el abogado expulsado de Podemos tras denunciar irregularidades en el partido, ha denunciado durante su declaración como testigo en el ‘caso Dina’ amenazas a él y su familia desde la «kale borroka» de Podemos.

El letrado, que se ha derrumbado durante su declaración ante el juez Manuel García-Castellón al hablar de su familia, según fuentes jurídicas, ha denunciado que desde hace algo más de un mes ha recibido mensajes amenazantes por medio de redes sociales y canales de mensajería.

Tras relatar estas amenazas, el magistrado de la Audiencia Nacional que le tomaba declaración le ha preguntado si necesita protección y ha propuesto investigar los hechos, para lo que ha trasladado su denuncia a la Fiscalía para que proceda a remitir su denuncia al juzgado pertinente, si lo ve oportuno.

Calvente declaraba este jueves como testigo en la pieza Dina del caso Villarejo, en la que se investiga el robo de un móvil de la exasesora de Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo, Dina Bousselham, la publicación de conversaciones entre miembros de Podemos que dejaban en mal lugar a Pablo Iglesias de su interior en prensa en julio de 2016 y la aparición de una copia del volcado del móvil en casa del comisario investigado y en prisión preventiva, José Manuel Villarejo.

Mientras Pablo Iglesias sostiene que tras los hechos hay una trama de las cloacas policiales del Estado para perjudicarle, Calvente denuncia que dicho relato es un «montaje» de la cúpula del partido, que sabía que la propia Bousselham compartió pantallazos de los mensajes de su móvil con terceras personas.

Esa denuncia, y la de la existencia de presuntas irregularidades en la formación morada, en la que Calvente era el responsable de Protección de Datos hasta diciembre de 2019 motivaron su despido, según defiende. A raíz de la presentación de una denuncia tras su despido en la que denunció presunta financiación ilegal de los gastos de campaña de abril de 2019, sobresueldos en la formación e irregularidades en los pagos de reforma de su sede central, un juez de Madrid ha abierto una investigación a la formación de Iglesias por presuntos delitos de malversación y administración desleal.

El abogado ha denunciado ante el juez amenazas intensas en el último mes. Las achaca a personas relacionadas con Podemos a las que denomina la «guerrilla» o «kale borroka» del partido que «también hace campañas contra jueces», ha dicho durante su declaración como testigo según fuentes jurídicas consultadas por este diario.