Política Caso Dina

El jefe de Anticorrupción admite que los 'chats' de la abogada de Iglesias sobre el fiscal Stampa se aporten a la Justicia

Alejandro Luzón "no tiene nada que ocultar" pero insiste en que se aporten "todos los mensajes, no fragmentos" entre los miembros del equipo legal de Podemos en los que Villarejo ve una connivencia entre la Fiscalía y el partido político

Alejandro Luzón, fiscal jefe de Anticorrupción.

Alejandro Luzón, fiscal jefe de Anticorrupción. EFE

El jefe de la Fiscalía Anticorrupción, Alejandro Luzón, se mostró este jueves a favor de que los mensajes del chat del equipo legal de Podemos en el que la abogada de Pablo Iglesias, Marta Flor Núñez, presumió de su relación con uno de los fiscales del caso Villarejo, Ignacio Stampa, se aporten a la Justicia «pero en su totalidad, no fragmentos de éstos».

Se manifestó así durante la declaración como testigo del abogado expulsado de Podemos, José Manuel Calvente, ante el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, que quiere despejar si el líder de Podemos utilizó políticamente -presentándose como una víctima de las cloacas policiales del Estado– la investigación sobre el robo del móvil de su asesora Dina Bousselham a finales de 2015, la publicación de conversaciones entre miembros del partido contenidas en su interior en Okdiario en julio de 2016 y la aparición de una copia del volcado del móvil en casa del comisario José Manuel Villarejo.

El juez citó como testigo a Calvente porque afirmó recientemente en una entrevista en El Mundo que Podemos montó una estrategia política alrededor del robo, un «montaje» que explotó en la campaña electoral. Este jueves, durante su declaración como testigo, se ratificó y responsabilizó de dicha estrategia a la cúpula de Podemos.

Rechazan ninguna connivencia

Los fiscales que han llevado el caso hasta ahora, Miguel Serrano e Ignacio Stampa, no acudieron a la declaración de Calvente. Lo hizo directamente el fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón. Decidió ir él por la trascendencia política del asunto y porque la lupa está puesta sobre la actuación de uno de sus subordinados, Stampa, y en si la relación que tenía con la abogada de Iglesias y Bousselham, Marta Flor Núñez, incidió en el curso de la causa.

La defensa de Villarejo, imputado, dice que hubo una connivencia entre la acusación popular y la Fiscalía para que el juez investigara en la línea de las cloacas a la que apuntó el partido de Iglesias. Anticorrupción rechaza dicha connivencia y recuerda que solicitó retirar a Iglesias la condición de perjudicado en la causa, así como informó en contra de distintas diligencias solicitadas por él y por Bousselham, trasladan fuentes fiscales a El Independiente.

La intervención de Vox

El Confidencial publicó recientemente parte de los mensajes del chat del equipo legal de Podemos en el que estaban Marta Flor y también José Manuel Calvente y en los que la abogada presumió de su relación con el fiscal Stampa, al que llamaba ‘Ironman’, así como de que esta relación podría beneficiar a los intereses de Podemos. Villarejo insiste en que ésta es la prueba de una connivencia entre la Fiscalía y Podemos para acusarle a él y beneficiar a Pablo Iglesias.

En la misma línea, el partido político Vox presentó una querella ante la Fiscalía Anticorrupción contra el fiscal Stampa y la abogada Marta Flor. La Fiscalía Superior de Madrid ha abierto unas diligencias para abordar los hechos denunciados por el partido ultraconservador y decidir si ve indicios de delito para elevarlos al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ante el que el fiscal está aforado. Por otro lado, Vox solicitó personarse en la pieza Dina de la Audiencia Nacional, aceptando el juez su petición.

«No tenemos nada que ocultar»

Este jueves, durante la declaración como testigo de Calvente, el abogado de Villarejo, Antonio García Cabrera, le hizo preguntas sobre los mensajes de la abogada Marta Flor refiriéndose al fiscal Stampa y mostró algunos de los publicados en la prensa.

En ese momento, el fiscal Alejandro Luzón intervino: «Yo quiero ver todos los mensajes, no sólo los que se han publicado en prensa. ¿Qué decían todos los demás?», preguntó, y se mostró a favor de que se aporten a la Justicia «todos, también los fragmentos en los que la abogada dijo ‘esto es una fábula, soy una bocazas». «No tenemos nada que ocultar», lanzó, según trasladan fuentes jurídicas.

Luzón quiere que se incorporen todos los mensajes de dicho chat para evitar «tergiversaciones de quienes quieren presentar una connivencia entre los fiscales y Podemos para tumbar la causa cuando no existe ninguna connivencia ni complacencia», trasladan fuentes fiscales a este diario, quienes afirman que «la posición de la Fiscalía consta en las actuaciones».

Las mismas fuentes explican que, además, el juez de este procedimiento no es el competente para investigar al fiscal Stampa en caso de que hubiera indicios de un presunto delito de revelación de secretos, sino que es el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ante el que está aforado.

¿De qué sirvió la declaración de Calvente al juez?

Lo que sí investiga el juez es por qué Pablo Iglesias recibió seis meses antes que Villarejo una copia de la tarjeta móvil de Bousselham y no se la devolvió; si supo que ella misma compartió los pantallazos de los mensajes publicados en prensa y si, aún así, mantuvo su relato de las cloacas en el juzgado.

En este sentido Calvente afirmó este jueves que el «Equipo Directivo» de Podemos (Pablo Iglesias, Irene Montero, Rafael Mayoral y Juan Manuel del Olmo) sospechaban de que los mensajes de Bousselham habían sido filtrados por miembros del partido enemistados con Iglesias, «errejonistas», a la prensa. También que supieron esto en julio de 2016 y que aún así insistieron con la «patraña» del robo que él, según expuso, avisó de que «no es sostenible» como estrategia legal.

Dichas revelaciones, aunque difíciles de apuntalar con documentos, podrían servir al juez para avanzar en la recopilación de indicios de un presunto delito de denuncia falsa contra el vicepresidente del Gobierno y pedir al Tribunal Supremo -ante el que está aforado- que le investigue al respecto.

Comentar ()