El virólogo de referencia del gobierno alemán, Christian Drosten, ha advertido de que «la pandemia no ha hecho más que empezar». Ha instado a que haya cambios «para afrontar la situación en los próximos meses».

En una entrevista en torno a la Cumbre Mundial de la Salud, que se celebra en Berlín del 25 al 27 de octubre, Drosten, que es muy popular en Alemania gracias a sus podcast divulgativos, ha dicho: «La pandemia apenas está comenzando. También aquí. Como mucho, podemos hablar de las lecciones de la primera ola en Europa». Es en realidad una doble entrevista con el presidente de este foro, Detlev Ganten.

Drosten ha destacado que «es muy importante informar bien y de forma amplia a la población». El virólogo de Merkel, como es conocido, ha sido muy claro: «El daño puede ser grave si los políticos utilizan la pandemia para sus mensajes».

El daño puede ser grave si los políticos utilizan la pandemia en sus mensajes»

christian drosten

Con respecto al «éxito alemán» en la gestión del virus, Christian Drosten ha señalado que la clave ha sido la rapidez en la reacción. Alemania se puso en marcha cuatro semanas antes. Los medios fueron los mismos, según el virólogo. «No hicimos nada particularmente bien. Solo lo hicimos antes».

«En Alemania deberíamos mirar de forma mucho más diferenciada y precisa hacia el extranjero. Tenemos que dejar de discutir sobre asuntos como estadios de fútbol, algo completamente falaz», ha señalado el virólogo. Lo positivo de la pandemia es que la ciencia goza de gran credibilidad, si bien es algo que puede cambiar.

El ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, ha expresado varias veces su preocupación por la propagación en España. Alemania exige un test PCR negativo para entrar en el país desde España.

«Todos somos la ola»

Distancia, higiene y mascarillas son fundamentales para evitar los contagios, según Drosten. En una entrevista en Der Tagesspiegel, titulada «Todos somos la ola», Drosten señala que en los espacios cerrados hay que ventilar constantemente. Confiesa que nunca ha estado en un restaurante cerrado desde que estalló la crisis del coronavirus.

En Alemania hay cada vez más preocupación por la llamada segunda ola. «Tras una estabilización temporal de los casos, se observa una nueva escalada de contagios en la población alemana», ha señalado a principios de esta semana el Instituto Robert Koch (RKI), el centro epidemiólogico de referencia.

En Alemania se han registrado 274.158 casos, en una población de más de 83 millones, según el Robert Koch. Los muertos por el coronavirus son 9.396. Los recuperados 243.700.