Igual que en elecciones anteriores, los expertos pronostican que los votantes hispanos marcarán la diferencia en las elecciones del próximo martes. Es la población hispana de votantes más grande de todos los tiempos». Lo detalla Eduardo Gamarra, profesor de política de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), que piensa que los votantes hispanos podrían determinar el ganador o ganadora. Los datos le acompañan: ascienden a 27.3 millones de los más de 225 millones de electores del país. Esto marca una gran diferencia con respecto a pasadas elecciones cuando los hispanos no salían a votar en grandes números.

Una encuesta de Noticias Univisión, dada a conocer la semana pasada, mostró que un 60% de los votantes hispanos de Florida favorecen a Clinton, el mismo número que votó por Obama hace cuatro años. Por contra, sólo un 30% proyecta votar por Trump, un 9% menos que los que votaron por Mitt Romney en el 2012, según el sondeo de Bendixen & Amandi International. La diferencia en esta ocasión la marca las declaraciones de Trump, que han politizado a la población hispana.

«Los votantes hispanos claramente van a ser decisivos en la Florida, y cada vez más en otros Estados importantes en todo el país», comenta Fernand Amandi, principal ejecutivo de Bendixen & Amandi International. «Por lo tanto, no sería una exageración llegar a la conclusión de que los hispanos son los votantes más importantes de Estados Unidos porque bien podrían ser ellos los que elegirían al próximo líder».

No obstante, en Florida, como en otros Estados, los hispanos están divididos. En Miami, por ejemplo, los votantes cubanos parecen favorecer más a Trump, mientras que los puertorriqueños y de otras nacionalidades dicen preferir a Clinton. «Voy a votar el martes por Hillary, porque el hombre del peluquín me parece que está contra los hispanos», indicó Elizabeth García, residente de Wynwood en Miami.

Al igual que García, los hermanos Pellot, Wilfredo y Gil, también votarán por Clinton, porque no les gusta Trump al que tildaron de «racista» e inestable. «Ha demostrado racismo», dijo Wilfredo, refiriéndose a las posiciones de Trump sobre los inmigrantes indocumentados. «No se pueden dejar los códigos de las armas nucleares en manos de una persona que no es estable», señaló Gil.

Llama la atención, por otro lado, que cubanos entrevistados por el Nuevo Herald, sin embargo, apoyen a Trump abrumadoramente. La razón por la que muchos cubanos en Miami han votado o van a votar por el candidato republicano es porque temen que Clinton continue o profundice la nueva relación con Cuba reiniciada por el presidente Barack Obama, y porque creen en las recientes promesas del republicano de dar marcha atrás con el deshielo. «La razón son la relaciones que ha mantenido Obama con Cuba, que la mayoría de los cubanos de la vieja guardia, y muchos de los nuevos, no quieren, y porque Hillary ha dicho que va a seguir la misma política», indicó el cubano afincado en Miami Nelson Horta.

«Yo creo que va a ser el mejor presidente que ha tenido Estados Unidos, porque es un hombre de negocios, no es parte de la política, y el establishment entero está contra él», afirmó. Cuando se pone sobre la mesa, las declaraciones de Trump sobre los hispanos, éstos le defienden asegurando que se refiere «a los indocumentados, no a todos los hispanos».

A pesar de esta división en Miami, en EEUU, los electores latinos están abrumadoramente de parte de Clinton, según sondeos. «Encuestas que hemos hecho a través de New Latino Voice y que hacemos a diario desde abril, muestran que Hillary Clinton tiene tasas de apoyo entre votantes hispanos de entre 61% y 84% «, manifestó Gamarra. En contraste, Trump ha tenido tasas de apoyo entre los hispanos de tan solo un 7.9% . «Lo más alto que ha llegado entre votantes hispanos ha sido 17.2%, que es donde se ubica actualmente», finalizó.


  • Artículo cedido por El Nuevo Herald