Italia ya tiene su 66º gobierno desde la Segunda Guerra Mundial. Es el gabinete post Salvini, encabezado de nuevo por Giuseppe Conte. Los nuevos ministros han jurado sus cargos en el Salón de Fiestas del Quirinal. A Salvini al frente de Interior le sustituye Luciana Lamorgese, una experta en política migratoria con 38 años de experiencia en el Ministerio.

Lamorgese (Potenza, 1953), licenciada en Derecho, es, sobre todo, experta en cuestiones de seguridad y migraciones. En el gobierno pactado por el Partido Democrático y el Movimiento 5 Estrellas, que da este jueves sus primeros pasos, está considerada una figura neutral, una técnica.

La nueva titular del Interior es funcionaria de carrera y mantiene buenas relaciones con el jefe de la policía. Fue la primera mujer delegada del gobierno en Milán. Tendrá que revisar las políticas de Salvini y retomar la gestión de los flujos migratorios en Europa.

En los últimos años ha estado a cargo de organizar los centros de recepción de migrantes y refugiados en el norte de Italia. Es conocida por promover políticas de integración.

https://twitter.com/lorenzo_tondo/status/1169304899953274880

En las negociaciones para formar gobierno, el Partido Democrático, que lidera Nicola Zingaretti, ha insistido en un cambio radical en las políticas migratorias que ha promovido Matteo Salvini. El líder de la Liga convirtió en su imagen de marca las palabras «Porti chiusi (puertos cerrados)».  Las crisis con Salvini sobre el desembarco de migrantes han sido una constante en su gestión.

Será clave será la abolición de la ley de seguridad por la que se imponían multas cuantiosas a las ONG que desembarcaran migrantes en Italia sin permiso. Varios capitanes de barcos han sido investigados por esta causa, entre ellos la célebre capitán alemana Carola Rackete. El PD aboga por la abolición de esta ley.

Gentiloni, comisario europeo

Este miércoles por la tarde se celebra el primer consejo de ministros, en el que se sentarán nueve del Partido Democrático y diez del Movimiento Cinco Estrellas, uno de Leu (Libres e Iguales) y la técnica Lamorgese. Su primera decisión será proponer a Paolo Gentiloni, ex primer ministro del partido de centro izquierda PD como comisario europeo.

«Va a ser un gobierno valiente y ambicioso», ha señalado Luigi di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas, que deja de ser viceprimer ministro y titular de Trabajo para ser el jefe de la diplomacia italiana. Di Maio ha cumplido este verano 33 años.

«Es el tiempo de cambiar Italia», ha declarado Nicola Zingaretti, el líder del Partido Democrático que ha optado por quedarse fuera del gabinete, según informa La Repubblica.

A cargo del Ministerio de Economía está Roberto Gualtieri, del PD, lo que tranquiliza a Bruselas. También del PD es el titular de Defensa, Lorenzo Guerini, en Justicia Alfonso Bonafede, autor de la reforma del proceso penal criticada por la Liga, en Agricultura Teresa Bellanova, en Cultura, Dario Franceschini, en Infraestructuras, Paola de Micheli, en Igualdad, Elena Bonetti, y a cargo de Sanidad figura el único ministro procedente de Libres e Iguales, Roberto Speranza.

En Trabajo sustituye a Di Maio otra dirigente de los grillini, Nunzia Catalfo, quien ha redactado el proyecto de renta básica universal. También de 5 Estrellas son Stefano Patuanelli  (Desarrollo Económico), Lorenzo Fioramonti (Educación), Sergio Costa (Medio Ambiente),  Paola Pisano (Innovación), Fabiana Dadone (Administración Pública), Francesco Boccia (Asuntos Regionales), Vincenzo Spadafora (Deporte y Juventud), Enzo Amendola llevará Asuntos Europeos y Giuseppe Provenzano (ministro del Sur).

Es un gobierno paritario desde el punto de vista de los partidos pero no de género. Hay siete mujeres en los 21 ministerios.

Homenaje a la prensa libre

El presidente de la República de Italia, Sergio Mattarella, se mostró el miércoles casi exultante al anunciar a los medios de comunicación que se había podido formar un gobierno con mayoría suficiente en el Parlamento. Mattarella elogió a la prensa libre e independiente por el trabajo realizado en estos días intensos en Italia. En Italia es el presidente quien ha de decidir si hay base para formar gobierno o bien se han de convocar elecciones.

De este modo, el líder de la Liga, Matteo Salvini, pasa a la oposición. El ex ministro del Interior, quien forzó la crisis de gobierno que ha derivado en la formación de un gabinete sin la Liga, continúa con su demanda de elecciones anticipadas.

«No podemos escapar del juicio de los italianos. Estamos dispuestos… Al final venceremos», ha señalado Salvini, quien apunta que el ministro de Economía, Roberto Gualtieri, ha sido designado directamente en Bruselas.

El líder de la Liga, ahora hombre fuerte de la oposición, ha convocado una gran manifestación en Roma el 19 de octubre. Salvini vuelve a la campaña en la calle desde donde dará su próxima batalla.