Noche de sangre en Hanau. Diez personas han muerto en la madrugada del jueves como consecuencia de dos tiroteos en la localidad alemana de Hanau, a unos 20 kilómetros de Fráncfort. A ellas hay que sumar el presunto autor de los ataques, a quien se ha encontrado sin vida en su vivienda junto con otro cadáver, según han informado fuentes policiales germanas, citadas por Deutsche Welle.

La Fiscalía general investiga estos actos violentos, ya considerado terrorista y vinculado a un individuo xenófobo de ultraderecha. El ministro del Interior del Land de Hesse, Peter Beuth, ha confirmado que los indicios apuntan a la ultraderecha. «Es un acto contra nuestra sociedad libre», ha dicho Beuth en el Parlamento regional. La canciller federal, Angela Merkel, ha suspendido una visita a Halle.   

El agresor es de nacionalidad alemana, estaría vinculado a la ultraderecha, y poseía licencia de armas. No estaba en el radar de la policía. En su automóvil se ha encontrado munición, según el diario Bild. Los tiroteos se han registrado en dos bares de fumadores de shisha (pipa de agua), típica en locales frecuentados por la comunidad turca.

Según el Bild, el autor de los tiroteos se llama Tobias R., de 43 años. Ha dejado un video en inglés en el que aboga por «la destrucción de ciertas comunidades cuya expulsión de Alemania se ha convertido en algo imposible». También habría una carta. Junto a su cadáver se ha encontrado el de su madre.

El primer tiroteo ha tenido lugar hacia las 22h locales en Midnight, un local frecuentado por la comunidad turca, en Heumarkt, el centro de Hanau. En Hanau, situada en el estado de Hesse, viven unas 100.000 personas. Según el Bild, las víctimas del Midnight han sido cinco jóvenes de origen kurdo, entre ellos una mujer.

A dos kilómetros, en el barrio de Kesselstadt, la escena se ha repetido en un kiosco abierto 24 horas. El terrorista ha perpetrado el primer ataque desde su vehículo y después se ha desplazado a otro lugar para continuar su matanza.

«El probable autor ha sido encontrado sin vida en su domicilio en Hanau. Las fuerzas especiales de intervención de la policía han descubierto allí otro cuerpo. La investigación continúa. Actualmente no hay indicios de que haya otros autores», ha escrito la policía en su cuenta de Twitter.

El alcalde de Hanau, el socialdemócrata Claus Kaminisky, se ha mostrado consternado, según cita el Bild. «Ha sido una noche terrible, que recordaremos durante mucho tiempo».

La diputada de la CDU Katja Leikert, de Hanau, ha escrito en Twitter: «Estoy aterrorizada por lo que ha ocurrido esta noche. Mucha fuerza a todos los heridos y a las familias de las víctimas. Es un escenario de horror para todos. Gracias a las fuerzas de seguridad».

El gobierno federal se ha concentrado, de momento, en expresar su preocupación por las víctimas. El portavoz del gobierno, Steffen Seibert, ha expresado la consternación por los hechos. «Nos solidarizamos con las familias de los que han fallecido».