Del «Edu Feliz Navidad» de 1998 al «Edu Feliz Navidad» de 2018. De El Almendro a Campofrío. De Famosa a Bi-bi-Bizak. De las burbujas Freixenet al cava Castellblanc de Tip. De «Vísteme Eau Jeune» a la «chica nueva en la oficina». Repasamos los vídeos más míticos de la publicidad navideña y su historia | Vídeo: M.V.

 

Hace 20 años había listines telefónicos. Había una compañía que se llamaba Airtel y había una cosa que era llamarse por teléfono en Navidad. Edu acaba de volver en 2018, pero ya no tira de agenda, sino de coche eléctrico. Es el signo de los tiempos navideños protagonizado por el mismo actor. Las campañas sobreviven muchas veces a las propias empresas que las encargan, pero en Navidad casi siempre concurren los de siempre y con éxito.

El Almendro que brotó en la última fábrica de discos

En 1980, cerca de cumplir su centenario, El Almendro encarga a los compositores Cuadrado, De la Iglesia y Nieto un tema pegadizo que celebrase el reencuentro con los seres queridos. Y Sin querer, de la última fábrica de discos de España, Iberofon, iba a salir un hit que se mantiene casi intacto hoy.

La letra, desde los años dos mil, permanece, salvo porque se sacó a Dios de la canción

El anuncio hacía volver a los seres queridos en tren, en coche, en avión. Podían ser militares en misión o ser cooperantes. Podían navegar por el mar o jóvenes cerebros fugados. Eso sí, la canción varió algunos años. Tuvo un tono al estilo de Mocedades al principio, en la voz de Maisa Hens, aunque alternó con otra melodía algunos años y voces masculinas a lo Sergio Dalma o una especie de Joaquín Sabina.

La letra, desde los años dos mil, permanece, salvo porque se sacó a Dios de la canción. Se cambió el «mañana Dios dirá» por «vive la felicidad».

Constantino (Romero), emperador del juguete

Los juguetes son las otras estrellas de la publi navideña. Podríamos recordar más de mil spots, pero lo que ha permanecido taladrado en la memoria son las ráfagas con la marca, el eslogan o el claim. La voz del locutor Constantino Romero era omnipresente. Desde el pronfundo «Tente» que cerraba los anuncios de los ensamblables, a los de Feber, en donde llegó a aparecer en pantalla para dirigirse a los padres. De hecho, lo destacaba la profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona Norminanda Montoya Vilar, quien en su tesis y en un estudio de 2003, destacaba como los juguetes dirigidos a varones solían acompañarse de «voces autoritarias», como la del mismísimo Darth Vader, interpretada por el famoso locutor albaceteño. Un Romero que, por cierto, también era a veces voz de Papá Noël, como en el anuncio de Suchard, en que cantaba «en estas Navidades, turrón de chocolate…»-.

«Jesmar para jugar», «¡Es Lego!», «Bi bi Bizak», «Juguetes para compartir», «Giochi Preziosi»… iban ligados a un soniquete que rara vez sonaba el resto del año y despertaba pasiones pavlonianas entre los más pequeños de los ochenta y noventa.

Famosa (Fábricas Asociadas de Muñecas de Onil Sociedad Anónima) jugaba en otra liga, porque tenía el anuncio intergeneracional por excelencia. El villancico fue escrito por el periodista, publicitas e imitador Luis Figuerola-Ferreti La letra cambió ligeramente, sustituyendo muñecas por juguetes. Pero las dos últimas Navidades volvieron a la grabación original, con un mensaje radicalmente distinto: «papás, jugad más con los peques».

De buscar a Jacks, a las burbujas Freixenet

El anuncio de 1979 Eau Jeune («Agua Joven») envejeció tan bien que siguió lozano hasta 20 años después. En una rareza casi de coleccionista (puedes comprar una copia digital aquí), se seguía emitiendo en los noventa, con las arrugas propias del cine, ya que fue rodado en 35 mm. La canción «Vísteme, Eau Jeune» era una versión adaptada de Many Rivers To Cross, de Jimmy Cliff.

En el otro extremo de las colonias, por el tono de la canción, estaba Farala. La chica nueva en la oficina resultaba ser divina. Un ripio con aroma ácido que también aguantó en diferentes versiones casi dos décadas.

Otros alcoholes campaban a sus anchas en la tele en el pasado. Con alcohol y tabaco desfilando en libertad por los salones de casa, los cavas se bebían de la mano de las celebridades de cada momento. Freixenet cumple 40 anuncios. Cuatro décadas (más tres años de burbujas «Carta Nevada») con un solo spot al año, que se ha repetido en dos ocasiones.

Todas las estrellas del anuncio de Freixenet por año

Freixenet también estudia salir de Cataluña1977: Liza Minnelli
1978: Equipo de natación sincronizada
1980: Bárbara Rey, Lorenzo Santamaría, Sydne Rome y Margaux Hemingway
1981: Gene Kelly
1982: Norma Duval, Cheryl Ladd y Ann Margret
1983: Miguel Bosé y Shirley MacLaine
1984: Plácido Domingo y Ana Obregón
1985: Raquel Welch
1986: Alexander Gudunov y Jacqueline Bisset
1987: Victoria Principal
1988: José Carreras
1989: Paul Newman
1990: Inés Sastre y Christopher Reeve
1991: Don Johnson y Norma Duval
1992: Antonio Banderas y Sharon Stone
1993: Kim Basinger
1994: Elenco de actores de Belle Époque
1995: Nacho Duato y Andie MacDowell
1996: Anthony y Lorenzo Quinn, Mar Flores, Sofía Mazagatos y Juncal Rivero
1997: Meg Ryan
1998: Maribel Verdú, Alejandro Sanz, Laura Ponte y Ainhoa Arteta
1999: Montserrat Caballé, Joaquín de Luz, Tamara Rojo, Carlos Núñez, Cristina Pato, Ketama, Estrella Morente, Íngrid Rubio y Lorena Bernal
2000: Lorin Maazel y las Burbujas de Freixenet
2001: Penélope Cruz
2002: Pilar López de Ayala
2003: Paz Vega
2004: Nieves Álvarez y Pierce Brosnan
2005: Gabino Diego y Demi Moore
2006: Ángel Corella y Gwyneth Paltrow
2007: Simon Baker
2008: Selección española de natación sincronizada
2009: Selección española de natación sincronizada
2010: Shakira
2011: Sara Baras y José Carlos Martínez
2012: Brindis de vídeos enviados por espectadores
2013: 66 Burbujas de Freixenet de todos los tiempos
2014: David Bisbal y María Valverde
2015: Equipo español de gimnasia rítmica
2016: Equipo español de gimnasia rítmica
2017: Ricardo Darín y Michelle Jenner

Diseñada la estrategia en 1975 por la agencia Tiempo, en 2012 dejaron de lado a las celebridades para convertir en estrellas a la gente corriente. Este 2018, ya con la empresa en manos de capital extranjero, tampoco escuchamos el felices fiestas con Freixenet.

Calvo y Gordo

Hasta mediados de los noventa no había una expectación sobre el anuncio de la Lotería de Navidad. Pero en 1998 todo cambió al ritmo de este vals de Maurece Jarre. En blanco y negro, el actor Clive Arrindell sería para siempre el calvo de la lotería. Hasta 2005 fue el gran protagonista de cada navidad catódica.

Costó superar su estela. Y sólo en 2011 se empezó a apostar por el microcuento y los universos mágicos. Tradición que se rompe en 2013 con el musical de Pablo Berger. Se convirtió en el meme-anuncio. Pero los cuentos volvieron a la tele en 2014 con Santiago Zannou. Quizás uno de los más populares de los últimos tiempos. Seguirían las historias de Justino y los maniquíes, Carmina y su equívoco. O la novia extraterrestre que ya fue, directamente, un corto de Amenábar.

¿Cuál será el primer anuncio de 2019? La verdad es que cada vez importa menos y el anuncio que estrena cada año vale hasta la mitad respecto a precios de hace una década. Quién sabe si dentro de un tiempo veremos las campanadas bajo demanda.