Disputas, estrategias, noches de pasión y patitas que comienzan a asomar. La edición de Supervivientes 2020, que arrancaba el 20 de febrero de este mismo año, ha comenzado a mostrarnos la parte menos forzada, real y estratega de sus concursantes. Y es que, el hambre comienza a hacer mella entre ellos, pero también lo hacen las hormonas y la convivencia.

Bea Retamal se ha convertido en la primera expulsada oficial. Mientras tanto, Nyno, Ferre y el guardia civil, Jorge, del que muchas personas ni recuerdan el nombre, se proclaman a su vez como los ‘grandes desaparecidos’ de la edición, al menos por el momento.

Y es que, si hay algo que los pasados años hondureños nos demuestran, es que la supervivencia no lo es todo. Las tramas, la actitud y la convivencia con el resto de los compañeros son los factores que más conmueven a la audiencia. Ya lo dijo en su momento Oscar Wild: «Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti».

Quizá es eso lo que otros concursantes se han querido aplicar, desde una Estefanía que comenzaba el concurso con una careta de la que poco a poco va prescindiendo hasta un Hugo y una Elena que lejos de lo que se podía pensar, parece que pueden llegar a ser… ¿Grandes compañeros de batalla?

Aún son pocas las semanas que lleva el reality en marcha, y sin embargo, suficientes para observar el cambio en las personalidades de los supervivientes y predecir los movimientos o estrategias que todos ellos pretenden llevar para alzarse con el tan ansiado maletín.