Cintora no vence a Ferreras en su primer combate por la audiencia pero sí consigue robarle al menos un 25% del share que ha registrado el presentador de laSexta los dos últimos lunes, (un 16,1 y 17,8%), y al menos 200.000 espectadores de media en comparación con dichas jornadas (1.166.000 y 1.053.000), según los datos recogidos por Kantar Media.

El estreno de Las cosas claras consigue un 8,1% de cuota y 880.000 espectadores de media, mientras que Al rojo vivo registra un 13.3% de share y 902.000 espectadores de audiencia media. En su franja de estricta competencia, es decir de 13:34 a 13:51 y de 14:13 a 14:29h alcanza el liderazgo con un 15.6% a Ya es mediodía y Al rojo vivo registra un 13,7% y los de TVE elevan los últimos datos de la pública con un 9,4%.

Un estreno rodeado de polémica

Jesús Cintora y su nuevo espacio, Las cosas claras, han empezado en TVE con el pie izquierdo y con gran parte de la corporación en contra. Y es que, entre otras cosas, el programa ha provocado la dimisión de Isabel Cacho, directora de Magazines del ente público, la indignación entre los sindicatos y la ‘rebelión’ de algunos de sus rostros más conocidos.

«Si el tramo de 8 a 15 horas, de contenido informativo, en TVE se ha externalizado por completo, que no sorprenda la protesta de sus profesionales, a la que me sumo. Y en absoluto cuestiono la categoría de los que lo dirigen, pero así no», protestaba Xabier Fortes, antiguo presentador de Los Desayunos de TVE.

En este contexto, algunos de los empleados y varios sindicatos han expuesto en las redes su intención de llevar ante la justicia la «redacción paralela» de Cintora en RTVE. Y es que, como ya sucedía con su última cancelación, La pr1mera pregunta, se habría vuelto a incumplir el reglamento de la corporación pública, que no contempla la externalización de programas informativos. 

Han sido UGT, Sindicato Independiente y USO los que han tomado la iniciativa de recurrir a los jueces para poner coto a esta presunta irregularidad: «A este Comité Intercentros le preocupan los pasos que está dando la dirección con el continuo uso de productoras, con la excusa de que no existe personal dentro de la casa», señala la nota.

A la polémica se suma el hecho de que Radio Televisión Española (RTVE), que ya cuenta con su propio equipo de fact checking, Verifica RTVE, haya incluido entre los colaboradores del coproducido ‘informativo’ de Cintora a Maldita.es para que lleve a cabo dicha función. Es decir, una externalización más de los servicios.

El espacio ha aparecido de forma un tanto improvisada, después de descubrir que sus espacios de cocina no funcionaban y tan solo lastraban al Telediario 1 con un 5% de share, frente al 17% de Antena 3, el 15% de Telecinco, y el 17% en laSexta.