La periodista Silvia Intxaurrondo, durante su entrevista con El Independiente

La periodista Silvia Intxaurrondo, durante su entrevista con El Independiente Ignacio Encabo

Series y Televisión ENTREVISTA | SILVIA INTXAURRONDO

La periodista de Telemadrid que irritó a Ayuso: "No tengo rencillas con nadie"

Silvia Intxaurrondo Alcaine (41), presentadora de Telenoticias Fin de Semana de Telemadrid, ha disparado su exposición mediática entre finales de 2020 y principios de 2021 principalmente a causa de dos nombres propios: Isabel Díaz Ayuso y Filomena. Mientras que a la borrasca le dedicó unas 17 incansables horas en directo, a la presidenta de la Comunidad de Madrid bastó con formularle una pregunta para convertirse en trending topic con su tensa reacción. «¿A cuántos sanitarios ha contratado para el Hospital de Valdebebas?» fue concretamente la cuestión que hizo balbucear a una Ayuso que, tras varios rifirrafes, respondió diciendo que esas preguntas «no se le hacen a un presidente autonómico».

«Yo lo viví con naturalidad porque el hecho de que se viralice depende de otros. Yo hice una pregunta y la presidenta respondió», explica para El Independiente la periodista, «en Telemadrid somos una televisión abierta y estamos encantados de que pase por aquí a ofrecernos sus declaraciones y puntos de vista todo el que lo considere oportuno».

Sin embargo, desde que se produjera dicho desencuentro, la presidenta autonómica no pasó por la cadena hasta dos meses y medio después, concretamente el 12 de enero, y en presencia de la periodista María Rey, para evaluar los daños provocados por el temporal. El hecho de que no interviniera en directo durante la cobertura de Filomena hizo que se especulara con la existencia de cierto veto o rencillas hacia la periodista de Baracaldo. «Yo no tengo rencillas hacia nadie. A Telemadrid está invitado todo el mundo», confiesa Intxaurrondo, «si esto ha podido provocar rencillas en otra persona pues habría que preguntárselo a ella. Yo estoy encantada de que quien quiera entrar en Telemadrid entre», zanja.

Además, la comunicadora tiene claro que si volviese a repetir la entrevista «no vería razón para hacerla de otra forma» y afirma que no recibió ninguna llamada de atención posterior a la emisión.

Intxaurrondo comenzó en la radio, concretamente en el programa Hoy por hoy en la Cadena SER con Iñaki Gabilondo, al que confiesa que, después de veinte años, le encantaría hacer una entrevista «como compañero». Pero una oportunidad fugaz de CNN+ le permitió descubrir el «divertido» mundo de la televisión, con el que no había tenido anteriormente «ningún contacto profesional», lo que considera que le «permitió» ser ella misma delante de una pantalla.

En su actual función como conductora de los informativos de Telemadrid se siente arropada por «un equipo enorme» que trabaja «al pie del cañón» y destaca que siente una «absoluta libertad» a la hora de «contar lo que pasa».

Precisamente en una época tan crítica para el concepto de la libertad de expresión la presentadora afirma que «nunca» va a estar «a favor de que se controle a un medio de comunicación», pero que sí apoya «que los medios cumplamos nuestro papel e informemos de forma responsable y siempre sobre la verdad». «No veo necesario un Ministerio de la Verdad», afirma, «si el planteamiento es que si desde un organismo público debería haber un Ministerio que se encargase de controlar a los medios… Yo no lo veo».

Desinformación vs. sobreinformación en medios

A raíz de la pandemia ha surgido una confrontación de dos términos completamente opuestos pero que estarían dándose de forma simultánea en la comunicación de la crisis sanitaria: la desinformación y la sobreinformación. «Es el gran debate que hay en los medios de comunicación y sobre el que estamos reflexionando muchos», explica la periodista, «hay compañeros que dicen mira, hemos contado mucha información, pero no hemos mostrado imágenes o historias que podrían haber acercado más el drama, de forma que acercando ese drama podríamos haber concienciado más».

«Sí, hay una necesidad de información. Pero ahora nosotros tenemos que saber no sobredimensionar a la gente contando información sobre la pandemia de cualquier manera, sino con una información de servicio público fundamental», concreta, «mostrar qué zonas están afectadas por las restricciones, las que entran, las que salen, cómo afectan a los diferentes sectores económicos y resolver las dudas de los ciudadanos».

Los youtubers tienen un espacio en la comunicación. No es sólo periodista el que tiene una licenciatura de Periodismo»

Asimismo, y también en relación al «triunfo informativo» que tuvo su espacio durante el temporal que azotó a Madrid, ha querido destacar que «la importancia» de una cadena autonómica reside en «la cercanía». «Todos los detalles que conocemos de Madrid, las calles, los problemas de cada vecino en cada localidad es muy importante para saber cómo realizar ese despliegue y cómo ejecutarlo. Nosotros no solo dominamos la información relativa a nuestra comunidad, sino que además de todo eso sabemos dónde están los problemas, tenemos los contactos en cada localidad, y eso nos permite ser tan rápidos, tan certeros y conectar con quien lo está pasando mal, como ocurrió durante la borrasca».

Un fin de semana en el que además esta televisión recibió «el calor de muchas personas». «La gente nos acompañó, nos arropó. Hubo gente que vino a la puerta de Telemadrid a darnos comida, ánimo… Cuando nuestros equipos salían se encontraban con gente que les llevaba un café, un caldo y les decían que necesitaban que siguiésemos informando. Cuando te pasa eso es muy emocionante», indica.

Nuevas formas de hacer ‘periodismo’

Silvia Intxaurrondo está a favor de los youtubers, de Twitch y de «todo lo que enriquezca la comunicación en una sociedad». En plena guerra fría entre las televisiones y las aplicaciones que han abierto paso a nuevas formas de comunicar, no cree que a personas como Ibai Llanos o The Gregf haya que «apartarles, excluirles o no invitarles a una mesa por el hecho de que no tengan una licenciatura». «Los youtubers tienen un espacio en el ámbito de la comunicación. Para mí no es sólo periodista el que tiene una licenciatura de Periodismo», aclara.

«Un medio de comunicación no solo se mide por audiencia, sino también por influencia, y se ha demostrado que ellos la tienen. Tienen un gran seguimiento y son grandes generadores de opinión. ¿Si pueden ser una competencia? Ya lo están siendo. A mí no me gusta menospreciarles, primero porque son influyentes, y segundo porque tienen muchos seguidores y algunos de ellos plantean cosas muy importantes».

En este sentido, la presentadora desea que los periodistas puedan «aprender de cuantas más personas mejor» a cómo llegar de una manera más «certera» a telespectadores, oyentes, lectores…

«Y si tenemos que aprender de ellos no los apartemos. Incorporémosles y digamos: ¿Cómo lo hacen?», concluye.

Comentar ()