La sensación que tuvimos durante el gran confinamiento de marzo de 2020 de que estábamos viviendo una película, de que algo impensable se hacía realidad, fue material de inspiración para Fran Araujo. Es el coordinador artístico de Apagón la serie de Movistar que se estrena hoy que hará temblar ante una circunstancia que vive la humanidad que tiene las mismas posibilidades de ocurrir que una pandemia: una tormenta solar. “Un modelo matemático publicado en Nature  mantiene que es tan probable una pandemia como una tormenta solar, un 2% de probabilidad”, cuenta Araujo.

La tormenta solar causa un gigantesco apagón que hace que caiga el sistema eléctrico, la falta de previsión deja a nuestra organización social sumida en el caos. “Toda la ficción anterior a la pandemia tiene una característica de fabulación, pero después de la pandemia todos hemos generado una vivencia que hemos usado en la serie para hablar del apagón que dentro del mundo de las cosas que pasarían podrían ocurrir estas que se ven en la serie”, explica Fran Araujo.La serie proviene del podcast El Gran Apagón y cuenta con algunos de los mejores directores españoles como Rodrigo Sorogoyen, Raúl Arévalo, Isa Campo y Alberto Rodríguez.

“La serie tiene ánimo de ser muy, muy realista, intenta ser muy cercano a lo que sería esa situación. Se mueve en un territorio que, a priori, puede parecer de ciencia ficción, pero es muy plausible. De hecho, es un fenómeno que sucede de manera reiterada a lo largo de los siglos. Lo qué pasa, es que nunca ha sucedido en una sociedad tan dependiente de la energía como la nuestra”, asegura Araujo.

Los meteorólogos espaciales son los científicos que estudian este fenómeno y llevan tiempo advirtiendo que esto puede ocurrir, que esto puede afectarnos gravemente. Nos avisa de la misma manera que hicieron los epidemiólogos. “Igual que nunca pensamos que podía haber una pandemia, ni una guerra en Europa, ni la crisis económica.. Damos todo por hecho. A mi me impresionó cómo se llenó la frontera de Ucrania con gente que, de un día para otro, no tenía casa ni nada y podíamos ser nosotros. O como nos pasó, un día estás tomando algo y al siguiente estás en casa confinado. No vivimos con la consciencia de la fragilidad del sistema que tenemos”, reflexiona Araujo.

El actor Luis Callejo, protagoniza el primer episodio.
El actor Luis Callejo, protagoniza el primer episodio. Movistar

Qué son las tormentas solares

Las tormentas solares se producen por explosiones en el Sol llamadas fulguraciones que, a veces, van acompañadas de Eyecciones de Masa Coronal (CME [Coronal Mass Ejection], por sus siglas en inglés). Cuando se produce una gran explosión en el Sol que emite plasma solar al espacio – la Masa Coronal- perturban el flujo del viento solar que, dependiendo en qué parte del Sol se produce, puede alcanzar a la Tierra. El hemisferio norte es la zona del planeta más susceptible de recibir el impacto de un fenómeno de esta naturaleza. 

El sol tiene momentos en los que tiene más actividad, cada 11 años los polos magnéticos se invierten y eso hace que haya un momento máximo de actividad solar y otro mínimo. Entre 2019 y 2020 se vivió el mínimo solar y se espera que entre 2024 y 2025 ocurra el máximo. En ese momento es cuando más manchas solares son visibles en la superficie de la estrella y justo cerca de ellas se producen las fulguraciones.

En el primer capítulo de Apagón se ve cuál es la mejor defensa contra una tormenta solar, apagar todo, desconectar toda la luz de todas partes, las centrales eléctricas, dar la vuelta a los satélites y aterrizar a los aviones. Es la única forma de evitar que se dañen. Para eso hay que crear un sistema de alerta temprana para lo que los meteorólogos espaciales demandan investigación y recursos. Consuelo Ruiz Tortuero meteoróloga espacial de la Universidad de Alcalá lo reclamaba en una entrevista que le hicimos en El Independiente cree que disponer de una red de científicos mayor es necesario para prepararse para eventos futuros.

“Para hacer buenas predicciones hay que tener buena base científica y de otra manera es imposible hacer cosas en condiciones, se puede hacer predicciones pero con un porcentaje de fiabilidad que para mí no es válido. Necesitamos equipos de investigación serios y con dignidad [sin precariedad laboral]. Creo que hacen falta unos protocolos y un centro de meteorología espacial que respalde esos protocolos, se necesita un servicio 24 horas los siete días de la semana, con gente experta”, destacaba Tortuero.

Apagón
Los hospitales tienen que sobrevivir sin material médico ni luz.

“Es una creación colectiva, hay una concepción general de la serie que hemos hecho entre todos que yo creo que toca muchos temas, pero a la vez engancha mucho y gente con muchísimo talento detrás” 

“La serie va abriendo melones. Hay una conexión en todos los capítulos y es un viaje a lo largo de todo un apagón. Por ejemplo el segundo capítulo empieza en el hospital donde acaba el primero y en ese hospital, dos semanas después, cuando se están acabando los medicamentos y la directora pelea por mantener viva la institución en un momento donde ya no hay nadie detrás para ayudarles, porque el gobierno está en otras cosas. El tercero son cuatro meses después en una urbanización donde se ve a la clase media que se adapta a esto, pero que tiene que enfrentarse a nuevas amenazas”, explica Araujo.

Desde su punto de vista, pese a la catástrofe, cree que la serie lanza un mensaje positivo y optimista. “Como en la pandemia, mucha gente descubrió cosas, que había otras maneras de vivir, que había mundos posibles. Intenta no ser apocalíptica, sino ser propositiva y decir oye, pues igual me entra un apagón hay una vía para aprender a vivir mejor”, afirma.