Televisión

La vida de Pedro García Aguado: de vivir un infierno personal a ir a Supervivientes

Pedro García Aguado, concursante de Supervivientes

Pedro García Aguado, concursante de Supervivientes

Pedro García Aguado es, para muchos, un desconocido en algunas de sus facetas, pero si le recordamos como uno de los estandartes de la selección española de waterpolo en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, o por ser el conductor y presentador del éxito de TV, Hermano Mayor, algunos le irán poniendo cara.

García Aguado se enfrasca ahora en una nueva aventura televisiva, ni más ni menos que su inmersión como concursante de Supervivientes, un programa que ha recordado el drama personal que vivió Pedro como deportista profesional. 

Supervivientes es un reality show en el que los concursantes, en su inmensa mayoría famosos, optan por lanzarse a la aventura y pasar varias semanas en una playa desierta, con la única compañía de ellos mismos y superando retos para obtener alimentos y otros beneficios. Pedro García Aguado es uno de los 17 concursantes de la edición de 2024, en la que también estarán Aurah Ruiz, Arancha del Sol o Arkano.

Sin embargo, la presencia de García Aguado en Supervivientes se toma como algo especial, y es que su historia de superación después de vivir una gran crisis relacionada con las drogas hace muchos años, en su etapa como profesional del waterpolo, le ha llevado a desarrollar un espíritu de supervivencia y concienciación que le convierte en uno de los grandes favoritos en las quinielas en este reality

La historia deportiva de Pedro García Aguado

Pedro García Aguado tiene actualmente 55 años. Nacido en Madrid, en diciembre de 1968, él fue uno de los niños prodigio del waterpolo español, hasta el punto de, tras su desarrollo en la escuela de Mariano García, llegar a la residencia Joaquín Blume, para deportistas de alto nivel, en Barcelona, en pos de desarrollarse más si cabe como potencial estrella de talla mundial. 

El concursante de Supervivientes 2024 formó parte de la selección española de waterpolo en un total de 565 ocasiones, logrando ser campeón de los Juegos Olímpicos en 1996 y campeón del mundo en 1998. Además, en el plano individual, Pedro era de los destacados y logró premios como el MVP de la liga española en 2001, así como La Real Orden al Mérito Deportivo, en la categoría de oro. 

García Aguado y su caída del deporte a las drogas

Como deportista de élite, joven y apuesto, Pedro García Aguado lo tenía todo y no supo gestionarlo. La fiesta le superó y con ella, llegaron las drogas. "Yo llego a Barcelona con 18 años ya siendo adicto. Con 14 años empecé a consumir, la típica broma de los porros y el alcohol, pero llegó un momento en el que ya no me afectaba: había desarrollado tolerancia", comentó en una entrevista en el medio Vozpópuli.

Mientras fue deportista, también fue adicto, y ello acabó obligándole a abandonar el deporte para ingresar en un centro de rehabilitación donde poder abandonar a las drogas. "Toqué fondo y no me había dado ni cuenta", confiesa. 

Hermano Mayor, su redención

La experiencia de vida de Pedro García Aguado le llevó a convertirse, una vez rehabilitado, en Hermano Mayor. El programa, que se emitía en Cuatro, llevaba al concursante de Supervivientes 2024 a involucrarse en la educación de niños conflictivos, alejándoles de los problemas que causaban en casa y fuera de ella. 

Fue, durante años, un referente para muchos, tanto en la televisión, como en su faceta de escritor, con varios libros publicados con consejos para evitar las drogas y colaborar en la educación de los jóvenes. Además, Pedro también se sacó el Título Superior en Intervención Social En Drogodependencias y Otras Adicciones, así como el grado de Ciencias Políticas en la UNIR. En su última faceta profesional conocida, García Aguado fue el director general de juventud de la Comunidad de Madrid, desde 2019 y hasta febrero de 2020.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí