Todo apunta a una historia de celos, a un crimen de motivación sentimental que político, en una pequeña parroquia asturiana y que hoy ha podido cerrar la sombra de duda que se cernía sobre él desde hacía seis meses. La importante operación policial se ha activado a las 06.00 horas de esta mañana y despertaba a los vecinos de Amorebieta (Vizcaya) al mismo tiempo que lo hacía en otra vivienda de Bilbao y a miles de kilómetros de allí, en Suiza. Ha sido la culminación de un largo proceso de investigación, de atar cabos y de confirmar sospechas que circulaban desde hacía tiempo por la parroquia de Belmonte de Pría, la pequeña localidad asturiana donde ocurrieron los hechos, y en la cercana Llanes, de donde la víctima era concejal.

Es allí donde murió a golpes y asfixiado, según reveló la autopsia, Javier Ardines, edil de IU, el 16 de agosto pasado. Un crimen que había conmocionado desde entonces a esta pequeña parroquia de apenas 1.000 habitantes. Desde entonces las teorías que circulaban se repartían entre quienes veían detrás un móvil político tras el salto a la política de quien hasta entonces se dedicaba a la pesca y que pronto se ganó enemigos por sus decisiones en el Consistorio de Llanes, y los que veían una motivación personal, de celos, en su entorno más cercano.

Y ha sido ésta última la que finalmente parece que ha permitido recomponer el relato de hechos que ha hilado el juzgado de instrucción de Llanes. Una investigación que sitúa al presunto autor y a la víctima en el pueblo, uno como veraneante y el otro como residente permanente, y compartiendo junto a sus mujeres una amistad estival que terminaría por complicarse.

El considerado inductor del crimen esta casado con una familiar de la mujer del concejal asesinado en agosto pasado

La investigación habría revelado que el presunto el autor intelectual del crimen, P. L. N., sería el hombre detenido hoy en Amorebieta y cuya mujer es prima de la esposa del concejal asesinado. La relación entre ambas parejas y, en especial la amistad que Ardines mantenía con la esposa del detenido, podría haber sido el detonante para que éste encargara el crimen del edil al sospechar que ambos mantenían una relación. Un asesinato para el que habría recurrido a dos sicarios para cometerlo y a un conocido de Amorebieta, que también ha sido detenido. Su muerte se produjo a primera hora de la mañana cuando Ardines salió de su casa en coche para dirigirse a pescar. A escasos metros de su casa unas barandillas impedían el paso, por lo que procedió a retirarlas, momento en el que fue atacado, golpeado y asfixiado hasta la muerte.

Seis horas de registro

Tras la detención del que es considerado inductor del crimen esta mañana en su casa se ha procedido a inspeccionar la vivienda, situada en un bloque de adosados, actuación que ha terminado poco antes de las 12.00 horas de este mediodía. Tras ello el arrestado, que ha abandonado la vivienda custodiado por agentes de la Guardia Civil, a cara descubierta y cubierto con el capuchón de una sudadera, ha sido puesto a disposición judicial.

La Guardia Civil ha detenido a otros dos varones en Bilbao y Amorebieta (Vizcaya) y reclama la extradición de una cuarta persona detenida en Suiza. A los cuatro se les acusa de estar implicados, presuntamente, en el asesinato de Francisco Javier Ardines González, concejal de Llanes (Asturias).

La operación ha incluido el registro de cuatro viviendas el barrio bilbaíno de Otxarkoaga, los municipios de Erandio y Amorebieta y en la localidad guipuzcoana de Altzaga. En los mismos se están recabando más elementos de interés para la investigación. En la actuación, denominada ‘Operación Freno-Tardo’, llevada a cabo esta noche han intervenido un gran número de operativos de la Guardia civil. En las viviendas registradas se han incautado de armas de caza, dinero. En algunos casos se trataba de viviendas con dispositivos de vigilancia y en las que los detenidos poseían varias lanchas fueraborda, numerosos depósitos de gasolina y decenas de fardos, según se puede ver en las imágenes difundidas por la Guardia Civil.

Uno de los detenidos reside en Amorebieta y tanto él como su mujer eran amigos del concejal asesinado, al que conocían por veranear en Llanes

Según ha informado Interior, estas detenciones llegan tras mas de medio año de complejas investigaciones. Se trata de dos ciudadanos españoles y dos argelinos, todos ellos vecinos de la provincia de Vizcaya. Tres de ellos han sido arrestados en sus viviendas y el cuarto en Suiza. En estos momentos se están realizando gestiones con las autoridades suizas para proceder a la extradición del detenido para que comparezca ante la justicia española por estos hechos.

El alcalde de Llanes, Enrique Riestra se ha felicitado por la detención de los presuntos autores del crimen y ha mostrado su apoyo a «una familia destrozada» por lo que fue «un crimen atroz». Ha señalado que con la operación llevada a cabo hoy por la Guardia Civil «los autores están más cerca de ser juzgados»