Al menos 28 personas han fallecido este miércoles al caer un autobús sobre una casa en la isla de Madeira (Portugal). El accidente, que se ha producido en el concejo de Santa Cruz, se ha producido según las primeras investigaciones debido a un fallo en los frenos del vehículo.

Las asistencias médicas presentes en el lugar del suceso han atendido a heridos de diversa consideración. El vehículo se precipitó sobre una casa en la que había varios ocupantes tras trazar una curva cerrada.

«Recibí ahora información de que están confirmadas 28 víctimas mortales, once hombres y 17 mujeres», ha dicho el alcalde del municipio de Caniço, Filipe Sousa, sin que por el momento haya informaciones sobre sus nacionalidades

El propio Sousa había confirmado minutos antes que «hay muertos», si bien agregó que «las informaciones (sobre el número de fallecidos) por ahora no son seguras». Varios medios locales recogen que el siniestro se ha saldado además con 37 heridos.

Asimismo, señaló que «varias personas han sido trasladadas al hospital de Cruz de Carvalho y otras han recibido asistencia en el lugar», tal y como ha recogido la agencia portuguesa de noticias lusa.

Protección Civil ha detallado que el incidente ha tenido lugar a las 18.30 horas (hora local) y ha apuntado que al lugar se han trasladado un total de 19 dotaciones de los servicios de emergencia.