Técnicos de Adif han restablecido a la 1.40 horas de esta madrugada la circulación ferroviaria entre Vandellós y Cambrils tras nueve horas interrumpida por la avería de una catenaria causada por el temporal de lluvia, lo que afectó a una veintena de trenes y a unos 2.500 pasajeros.

A todos los clientes, agrega la nota de Renfe, se les ha ofrecido viajar en otro día o el reembolso del billete.

La avería de una catenaria entre Vandellòs y Salou (Tarragona) provocada por el temporal de lluvia ha afectado este sábado a una veintena de trenes y alrededor de 2.500 pasajeros de líneas de larga distancia del Corredor Mediterráneo, según han informado a Efe fuentes de Renfe.

La incidencia, ocurrida sobre las 16:45 horas, afecta al suministro eléctrico y ha provocado la interrupción de la circulación ferroviaria entre las localidades tarraconenses de Vandellós y Cambrils, afectando a la línea R16 y a trenes de larga distancia del Corredor Mediterráneo.

Según Emergencias de la Generalitat Valenciana, en las estaciones de Castellón, Benicàssim y Vinaròs están parados tres trenes con un total de 1.100 pasajeros, ya que en uno de ellos viajan 600 personas y en cada uno de los otros dos, 250 pasajeros.

Según fuentes de Renfe, técnicos de Adif están reparando la avería de la catenaria, aunque no se prevé que los trenes puedan volver a circular hasta esta medianoche.  La compañía ferroviaria está gestionando un servicio alternativo por carretera para los viajeros afectados, que están sufriendo retrasos de hasta cuatro horas.

Los viajeros de los trenes que debían salir de Barcelona, Valencia o Alicante no lo harán hasta que se restablezca la circulación. Renfe señala que está informando en el interior de los trenes afectados así como en las estaciones ya que, debido a esta «circunstancia sobrevenida» no se puede realizar la circulación de trenes.

Renfe trasladará hasta Valencia los trenes afectados por la avería de la catenaria y detenidos en Benicarló y Castellón, mientras que los situados en Tarragona irán en dirección a Barcelona, tras constatar la imposibilidad de garantizar que lleguen esta noche a sus destinos iniciales.

En el caso de los viajeros del tren ubicado en Mont-roig serán transbordados por carretera hasta Valencia, según ha explicado Renfe.