Sociedad | Sucesos

Balance policial de la final de la Champions: 15 detenidos y venta de entradas falsas

Entre las detenciones policiales destacan agresiones a agentes y otra por un delito contra la libertad sexual.

logo
Balance policial de la final de la Champions: 15 detenidos y venta de entradas falsas
Aficionados del Liverpool en el Wanda Metropolitano.

Aficionados del Liverpool en el Wanda Metropolitano. EFE

Resumen:

La Policía Nacional ha detenido a una quincena de aficionados ingleses por alteraciones del orden público y/o atentado a agente de la autoridad durante el dispositivo de seguridad por la final de la UEFA Champions League celebrada el pasado fin de semana en Madrid, según han indicado a Europa Press fuentes policiales.

Entre las actuaciones, destaca la del viernes, cuando cuatro británicos del Tottenhan Hotspur y Liverpool fueron arrestados según informó el Policía Nacional en redes sociales. Tres de ellos fueron detenidos en la estación de Metro de Alsacia, uno de ellos por atentar contra policías y los otros dos por mostrar resistencia a la autoridad. El cuarto fue arrestado en la calle Jorge Juan por agredir a un agente, que resultó herido leve.

Asimismo, la Policía Municipal apresó en la madrugada del viernes a un hincha británico por un delito contra la libertad sexual en la Puerta del Sol de Madrid. Durante uno de los conciertos programados, este individuo se desnudó totalmente, se masturbó a los ojos de todo el público y metió la mano debajo de la falda de una turista italiana de 28 años, que le recriminó su actitud. Entonces, el hombre le abofeteó tirándola al suelo y poco después acabó detenido.

El sábado, la Policía detuvo a un hombre de nacionalidad británica por llevar sustancias estupefacientes y pegar a varios agentes en el acceso al estado Metropolitano, concretamente en el perímetro del estadio antes de celebrarse el partido.

Por otro lado, ese mismo día, antes del partido, la Policía denunció a una persona por intentar hacer volar un dron en un evento de la Champions celebrado en la Plaza Mayor de Madrid. También detuvo a un hombre de nacionalidad británica por pegar a un agente, que tuvo que ser atendido por los servicios médicos.

Además, la madrugada del sábado la Policía detuvo a un hincha inglés en la calle Goya de Madrid por golpear de manera muy violenta a varios policías municipales. Acabó en comisaría sin facilitar nombre ni persona de contacto. El domingo a las 1.45 horas familiares de esta persona denunciaron su desaparición. Tras comprobar finalmente su identidad, la familia fue avisada de su situación, ha informado hoy a Europa Press una portavoz de la Jefatura Superior de Madrid.

Venta de entradas falsas

Aparte de estas actuaciones dependientes de la Brigada Provincial de Información, la Policía también persiguió la venta de entradas y productos falsos relacionados con la final de la Champion League.

El viernes detuvieron a tres individuos de origen italiano cuando trataban de vender 21 entradas falsas. Portaban 3.180 euros en efectivo y cinco sobres con el membrete de la Champions, además de planos plastificados del estadio Metropolitano. Uno de ellos intentó huir del lugar y otro intentó deshacerse de los tickets.

El sábado la Policía Nacional arrestó a una mujer por revender dos entradas falsas para la Copa europea. Se las ofertó a un hombre cerca del estadio por 8.400 euros. Cuando fue a pagar se dio cuenta de que eran falsas y avisó a la Policía, que detuvo a la estafadora cerca del la Puerta del Sol.

Por otro lado, agentes municipales y nacionales requisaron más de 2.000 prendas y merchandising de ámbito deportivo falsificado que estaban listos para su venta en Madrid durante el partido. La Policía registró un local y un comercio hotelero donde se distribuían las prendas y arrestó a seis personas.

Además, intervinieron casi 16.000 prendas en el distrito portugués de Braga valoradas en 14.000 euros. Los investigadores detectaron que las falsificaciones eran encargadas por una empresa con sede en Colmenar Viejo y se importaban desde la localidad portuguesa de Guimaraes a través de empresas de mensajería.

Asimismo, la Policía Local de Sevilla intervino en una nave de la ciudad casi 1.500 bufandas falsificadas conmemorativas de la final de la Champions, que habían sido encargadas por una conocida cadena de hoteles para repartidlas en seis de sus establecimientos de Madrid.