El incendio forestal que se ha declarado este viernes en el entorno de Montesión y La Bastida, en el término municipal de Toledo, ha obligado a desalojar a 23 personas de la residencia El Alba, el centro Hogar 2000 y la protectora de animales, según indican a Europa Press fuentes del 112.

Estas personas se unen a las que han tenido que ser desalojadas dos viviendas de las urbanizaciones que se encuentran en la zona como medida preventiva por su cercanía con las llamas, como han indicado desde la Delegación del Gobierno.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha cancelado su agenda de la tarde de este viernes en Albacete, donde tenía previsto asistir a la entrega de unos premios empresariales y se dirige al centro operativo regional de Infocam en la capital regional.

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, también está pendiente de la evolución de la llamas. «Estamos trabajando en coordinación con la Delegación del Gobierno y la Junta de Comunidades para sofocar el incendio que se ha declarado esta tarde en la zona de Montesión y La Bastida en el que trabajan medios aéreos y terrestres», ha indicado en su cuenta de Twitter.

Asimismo, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha mandado un avión anfibio Canadair, de la base de Los Llanos (Albacete) y un helicóptero Kamov, procedente de Huelma (Jaén), para trabajar en extinción de este incendio.

Con todo, según publica la web del Sistema de Información de Incendios Forestales de la Junta, un total de 23 medios y 92 personas están trabajando en el lugar, de los que ocho son medios aéreos, 13 medios terrestres y 2 medios de dirección y coordinación.

Debido a las llamas, que se han declarado sobre las 17.00 horas, la Guardia Civil de Toledo ha procedido al corte de la CM-40, en el punto kilométrico 12, en el cruce con la CM-4000, en ambos sentidos.