La isla Anticitera, al norte de Creta y al sur de la Grecia continental, quiere repoblarse. Cuenta con 44 residentes, según el último censo, pero busca a más. Y por ello regala casa, terreno y 500 euros al mes a todas las familias que quieran trasladarse a este territorio tranquilo pero idílico, con grandes playas, mar cristalino y buen clima durante la mayor parte del año.

Esta isla, de 20 kilómetros cuadrados, cuenta con Potamos como principal núcleo de población. Habitual villa de pescadores, las autoridades locales, en colaboración con la Iglesia ortodoxa, quieren darle un nuevo impulso y atraer a foráneos, aunque el principal interés hasta el momento procede de familias griegas que ya han trasladado su intención de mudarse a la isla.

Tal y como relata Lonely Planet, Anticitera fue el lugar de nacimiento de uno de los primeros «ordenadores analógicos» de la historia, fechado entre el año 150 y el 100 antes de Cristo. A través de un sistema de ruedas y manecillas, se usaba para predecir posiciones astronómicas, eclipses, órbitas y para marcar los cuatro años del período olímpico.

La isla de Anticitera, uno de los paraísos griegos del buceo y el avistamiento de aves, está conectada por ferry con Creta en unas dos horas. El aeropuerto de Creta tiene conexiones con el resto de Europa.

Los interesados pueden localizar a las autoridades responsables del proyecto en Anticitera en el teléfono +30 2736033004 y en el correo electrónico info@antikythera.gr.