Patrimonio Nacional ha decidido reducir los tiempos y el número de fuentes que participan en el juego de aguas del Palacio Real de San Ildefonso-la Granja con motivo de la festividad de Santiago Apóstol que se celebra hoy jueves en España, debido a las restricciones de agua que padecen los vecinos del municipio.

Es tradición que en fechas señaladas, como en la celebración del patrón nacional, tengan lugar en los jardines del palacio los juegos de agua del conjunto de fuentes que, entre 1720 y 1745, creó el equipo de escultores integrado por Fremin, Thierry y Bousseau para el palacio mandado construir por el monarca Felipe V.

Según ha afirmado a los periodistas el alcalde del Real Sitio, Samuel Alonso, el Ayuntamiento solicitó formalmente a Patrimonio Nacional la adopción de estas medidas debido a la sequía que obliga a restringir el uso de agua potable en la localidad.

Restricciones a los vecinos

«Si estamos pidiendo a los vecinos restricciones en cuanto a riego de jardines, lavado de coches o riego de plazoletas, las administraciones debemos ser las primeras en dar ejemplo», ha argumentado el regidor.

Patrimonio Nacional ha informado de que se han reducido los tiempos de funcionamiento de las fuentes entre el diez y el veinte por ciento, según la singularidad de cada fuente y el tiempo preciso para su adecuada apreciación, con el fin de no desvirtuar la estética de este escenario animado.

Asimismo, en vez de ocho, ha corrido el agua de siete, comenzando por la fuente conocida como ‘Carrera de Caballos’, para continuar por las de ‘El Canastillo’, ‘Ocho Calles’, ‘Las Ranas’, ‘Los Baños de Diana’ y ‘La Fama’, donde ha concluido el recorrido.

Estas medidas, de acuerdo con el organismo encargado de administrar los Reales Sitios, se unen a la programación previa de la limpieza y mantenimiento de las fuentes, que han servido de actuaciones preventivas de ahorro de agua.

La historia del jardín

Las fuentes, realizadas en plomo para ser pintadas imitando bronce y mármol, y las estatuas de mármol de los jardines forman el conjunto escultórico de mayor riqueza y mejor conservado de su época, según Patrimonio Nacional.

El trazado de los jardines se debe al arquitecto francés René Carlier, cuyo trabajo, tras su muerte, fue continuado por los escultores René Fremin y Jean Thierry y el jardinero Esteban Boutelou, consiguiendo dar coherencia al trazado característico del estilo final de Luis XIV y de la Regencia.

En sus inicios, el jardín consistía en la zona frente al palacio hasta la calle de la Medianería, mientras que la zona de las ‘Ocho Calles’ era un pequeño parque de caza.

El Rey Felipe V amplió el jardín incorporando las Ocho Calles y añadiendo más fuentes, siendo la de los Baños de Diana la última que encargó.

Si la situación de sequía se mantiene, fuentes municipales no descartan que se mantenga la misma medida otro de los días grandes del espectáculo de las fuentes, como es el 25 agosto, festividad de San Luis, patrono del Real Sitio de San Ildefonso-La Granja.