La Policía Municipal de Toledo investiga el destrozo de la estatua de bronce de homenaje al ciclista Federico Martín Bahamontes, que ha aparecido esta madrugada con una de las dos ruedas de las dos tirada sobre el suelo y varias partes más rotas.

La estatua, que está instalada en el paseo de El Miradero de Toledo y tiene 1,90 metros de altura, reproduce a tamaño real al deportista, conocido como el ‘El Águila de Toledo’, primer ganador español del Tour de Francia, en 1959.

Tras el acto vandálico, un coche de bomberos ha procedido a retirar los restos, dado el gran peso de la estatua.

Fuentes policiales han indicado a Efe que ha sido el dueño de la tienda de souvenirs que está enfrente de donde se encuentra la estatua quien ha comunicado, en torno a las 9:00 horas, que la escultura se encontraba tirada sobre el suelo y bastante maltrecha.

En la zona, un hombre que ha visto el estado de la estatua ha señalado que había avisado al deportista de lo ocurrido: «Ya le hado la mañana», ha comentado en alusión al disgusto que le ha provocado el conocer la triste noticia.

La inauguración oficial de la estatua tuvo lugar el 6 de mayo del pasado año y reunió a Bahamontes junto a otros tres españoles ganadores del Tour: Miguel Induráin, Perico Delgado y Carlos Sastre