Un accidente aéreo por una colisión entre una avioneta y un helicóptero en Mallorca se ha saldado con un total de siete muertos, según informa Europa Press.

En concreto y como consecuencia del trágico suceso ocurrido sobre el municipio de Inca, han fallecido los dos tripulantes de la avioneta que salía de Binissalem y los cinco pasajeros del helicóptero procedente de Son Bonet, en concreto el piloto, una pareja y sus dos hijos menores de edad.

Un conocido de Juanjo Vidal, el piloto del ultraligero que ha fallecido este domingo en Mallorca al chocar en el aire con un helicóptero, ha explicado que cuando ha ocurrido el accidente volaba junto a un amigo y que habían despegado del aeródromo de Binissalem, cerca de donde ha ocurrido el accidente.

«Era un chaval estupendo», ha explicado Juan Carbonell, conocido del piloto aficionado de ultraligero. Carbonell ha acudido al lugar donde han caído las dos aeronaves siniestradas, junto al Camí Vell de Costix, entre dicha localidad e Inca.

Los restos del helicóptero y el ultraligero que han colisionado han caído a una distancia de entre 700 y 1.000 metros, en fincas situadas junto al Camí Vell de Costitx, a 400 metros del Hospital Comarcal de Inca.

La primera teniente de alcalde de Inca y alcaldesa accidental, Maricarmen Oses Ramos, ha explicado en declaraciones a los medios, realizadas en el lugar del suceso, que ambas aeronaves han caído por separado, «hay diferentes trozos de las dos» en distintas fincas privadas en un área de «entre 700 metros y un kilómetro de distancia, entre un punto y otro», y no han causado ningún desperfecto importante en caminos transitables.

El accidente

El suceso ha tenido lugar a las 13:35 horas y a las 15:00 horas estaban trabajando los equipos de los bomberos del Consell de Mallorca para apagar el fuego de los dos aparatos, que han caído sobre el Camí Vell de Costix (Camino Viejo de Costix). La Guardia Civil han señalado que ha abierto una investigación para tratar de esclarecer lo ocurrido.

Los restos del helicóptero, del modelo Bell 216, han caído esparcidos sobre la finca Ca La Veritad y del aparato ultraligero a unos cientos de metros de la citada posesión rural, del municipio de Inca, según han comprobado en la zona periodistas de Efe.

La jueza de guardia ha llegado al lugar hacia las 16:00 horas para hacer el levantamiento de cadáveres, casi al mismo tiempo que la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, con la finalidad de supervisar las tares sobre el terreno.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, ha expresado en un tuit su «preocupación y conmoción» por este accidente en Inca y ha señalado que los equipos de emergencia están trabajando sobre el terreno. «Nuestros pensamientos están con las víctimas», ha asegurado la presidenta balear en su mensaje.