Sociedad

Más de 200 personas trabajan en el rescate del cazaminas Turia y el avión siniestrado

Buceadores de la Armada inspeccionan el casco del cazaminas y han comenzado a extraer sus 30 toneladas de combustible para evitar fugas

Vista del cazaminas Turia.

Vista del cazaminas Turia. EFE

Más de 200 personas continúan trabajando hoy en las labores de rescate del avión siniestrado y de su piloto, así como en la recuperación de la operatividad del cazaminas ‘Turia’ de la Armada, que ayer quedó varado frente la playa del Banco del Tabal, en las proximidades de La Manga del Mar Menor, durante las tareas de búsqueda del reactor C-101 accidentado el lunes.

Buceadores de la Armada están inspeccionando el casco del cazaminas y han comenzado a extraer sus 30 toneladas de combustible para evitar fugas. El vaciamiento del combustible, que se trasvasa a una gabarra, tiene el doble objetivo de impedir fugas y aligerar el peso del buque de cara a las operaciones de desencallamiento.

En paralelo, los cazaminas Tambre y Sella se han reincorporado a las labores de localización y recuperación de los restos del caza C-101 del Ejército del Aire, un accidente en el que falleció su único tripulante, el comandante Francisco Marín.

La mejoría de las condiciones del viento y del mar han permitido reiniciar las labores que este martes fueron suspendidas por la llegada de un temporal, sumándose a ellas agentes de la Guardia Civil y de Salvamento Marítimo, que están realizando inmersiones para determinar el alcance preciso de las averías en el buque.

Inundación de los compartimentos

La Armada confirmaba anoche que el buque ‘Turia’ tenía una vía de agua que había provocado la inundación de varios compartimentos y que a bordo del buque permanecía parte de la dotación y un equipo de buceadores que irían siendo relevados a lo largo de la noche.

Así como que habían desplazado a las inmediaciones del cazaminas, buceadores del Centro de Buceo de la Armada, de la Flotilla de Medidas Contraminas y del Buque de Salvamento ‘Neptuno’ para estudiar las opciones existentes para la recuperación de la operatividad del buque.

Las playas de Monte Blanco y Galúa en La Manga del Mar Menor continuarán cerradas al baño hasta que terminen los trabajos de extracción de los restos del avión.

Una vez se localice el cuerpo del comandante del Ejército del Aire, Francisco Marín Núñez, fallecido cuando realizaba un vuelo de instrucción desde la base aérea de San Javier (Murcia), está previsto celebrar un funeral de Estado en la Academia General del Aire.

Comentar ()