Un hombre ha fallecido en la madrugada de este viernes en Almería como consecuencia del temporal que está arrasando buena parte del sureste peninsular. Se trata de la tercera víctima mortal que se cobra la gota fría en las últimas horas tras el fallecimiento de otras dos personas en Caudete (Albacete). Según ha informado el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco en Cadena Ser, la última víctima había quedado atrapada en su coche en el interior de un túnel que estaba anegado tras una fuerte tromba de agua, por lo que ha sido imposible su rescate.

Coches medio hundidos en el agua, calles inundadas y con lodo, decenas de evacuados y víctimas mortales. La gota fría que ha azotado este jueves a las regiones del sureste peninsular continuará este viernes con intensas lluvias torrenciales en Alicante, Valencia, Almería o Murcia, en una de las «peores» jornadas del temporal que sufre el país esta semana.

Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet)  para estos días no son, de momento, optimistas. Al igual que el jueves, este viernes también será uno de los «peores» días de la gota fría en Murcia y la Comunidad Valencia, según ha explicado a Efe Jaime Rey, jefe de Predicción Operativa de la Aemet. Una gota fría o Dana -Depresión Aislada en Niveles Altos- que ya durante las últimas horas del jueves se esperaba que se desplazase lentamente hacia el noroeste.

El fuerte temporal, con inundaciones y trombas de agua persistentes, afectará a Valencia con mayor intensidad. Una alerta roja que también llegará a Alicante, Almería y Murcia, aunque en Albacete el riesgo será menor, pero importante. De hecho, la Dana dejará fuertes tormentas en el sureste de Castilla La Mancha, de Aragón y otras zonas del norte de la Comunidad Valenciana, Ibiza y Andalucía oriental. A todo ello se unen las fuertes rachas de viento y un mar agitado.

El alivió para la zona Mediterránea llegará, muy probablemente, este fin de semana. La gota fría se desplazará al interior del país y, con ella, las lluvias más intensas, que caerán también en el área del Estrecho con probabilidad de tormentas localmente fuertes.

Servicios ferroviarios interrumpidos

Las fuertes lluvias también han obligado a Renfe a suspender este viernes la circulación de trenes convencionales en varios tramos del centro y Levante español.

Según el comunicado emitido a última hora de ayer, «se suspende el servicio en los tramos de la vía convencional entre Albacete y Murcia/Cartagena, entre Albacete y Valencia y entre Valencia, Alicante y Murcia/Cartagena, así como entre Xàtiva y Alcoi. Renfe subraya que no circularán los trenes por esos tramos, ni se ofrecerá servicio alternativo de transporte al no ser posible por carretera.

El servicio por la vía de alta velocidad se prestará, aunque se estará pendiente de cómo evolucione la situación.

Un jueves con escenas catastróficas

La Aemet lo avisó la semana pasada: la entrada de una gota fría por el Cantábrico oriental se asentaría entre sureste peninsular y el norte de África. Se extendió por el área mediterránea y se desplazó de Cataluña hacia Baleares y la Comunidad Valenciana. Ahí, la Dana dejó sin clase el miércoles a más de 45.000 alumnos y, durante el jueves, la cifra se elevó a los 255.000 estudiantes.

La gota fría dejó escenas catastróficas. Las lluvias de 280 litros por metro cuadrado sacudieron a municipios como Onteniente. Ahí, el río Clariano se desbordó y llegó a cubrir de agua las entradas de las casas de su alrededor. El agua brotaba por las calles del pueblo, los bomberos evacuaban a una treintena de vecinos y la policía local cortaba algunos accesos. «Cuando yo me he levantado porque se anulaban las clases, el río ya era una locura», comentaba una vecina, en declaraciones recogidas por Europa Press. El desbordamiento del Clariano, según informa Efe, llegó a derribar un puente del pueblo de Aielo de Malferit. «Hemos hecho frente a un temporal de lluvias nunca visto en Onteniente y, afortunadamente, no hay que lamentar ninguna desgracia personal», explicó el alcalde de Onteniente, Jorge Rodríguez.

En Albacete, sin embargo, el temporal si que llevó por delante la vida de dos personas. Se trata de dos hermanos, un hombre de 61 años y una mujer de 51, que quedaron atrapados en su vehículo y que fueron arrastrados por el agua en el municipio de Caudete, donde también se rescataron a otras personas atrapadas en vehículos y tejados.

En Denia el jueves comenzó con fuertes rachas de viento de hasta 104 kilómetros por hora. Un pequeño tornado destrozó parte de la fachada del polideportivo municipal, además de árboles y señales de tráfico. El temporal continuó a lo largo del día y dejó otras postales caóticas en la provincia de Alicante: riadas que bajaban a toda velocidad por las calles de Santa Pola o decenas de coches amontonados y medio hundidos en el agua en Orihuela. Los accesos a esta localidad, que vio caer el jueves casi la misma cantidad de agua que en todo un año, se vieron mermados por la gota fría y las inundaciones llevaron al Gobierno a desplegar en esta zona a los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

La alerta roja vivida en Murcia, por otro lado, llevó al desalojo de algunos vecinos de Molina de Segura y de aquellos que viven cerca del río Segura. De hecho, el presidente de Murcia ha alertado de la posibilidad de que se desborde el mencionado río en las próximas horas por lo que, asegura, la situación se está tornando «muy peligrosa».

Las inundaciones también se sucedían en diferentes zonas de la región. ¿El balance general? Más de 850 llamadas atendidas por al 112 por los incidentes provocados por las lluvias. Este viernes, con la Dana azotando aun el área mediterránea, provincias como Alicante y Murcia contarán con la UME para afrontar otra jornada de fuertes tormentas.

Más de 440 personas han sido evacuadas ya en distintos puntos de la Región de Murcia de manera preventiva.