Una joven de 16 años ha desaparecido la pasada tarde del 5 de enero, víspera de Reyes, en la ciudad de Ourense. Se llama Yaiza Hermida Dacosta, mide 1,65 metros, es de complexión delgada y tiene el pelo ondulado y castaño.

Así la han descrito en las redes sociales las plataformas que se encargan de difundir la imagen de personas desaparecidas como ella. En este caso, el mismo cartel explica que Yaiza vestía en la tarde de ayer un jersey a rayas azules, una sudadera azul y un vaquero roto por la rodilla.

Según han explicado a Europa Press fuentes de SOS desaparecidos, la joven se encontraba con sus padres y su hermana disfrutando de la Cabalgata de Reyes de la ciudad. En determinado momomento se fue a junto de sus amigos y quedó en volver al lugar donde estaba aparcado el coche más tarde para regresar a casa con sus padres y su hermana.

Más tarde, entre las 19,30 horas y las 20,00 horas, la joven llamó a su madre para decirle que se dirigía al lugar donde habían quedado. Sus padres estuvieron esperándola, pero Yaiza no apareció.

Desde entonces no saben nada de ella, «no recibe los whatsapps, el móvil está apagado», ha relatado su hermana Jeniffer. Además, su familia cree que «no ha desaparecido por voluntad propia porque si no, no estaría hablando» con su madre para decir que estaba volviendo al coche, argumentan.

Por otra parte, su hermana también ha precisado que al darse cuenta de que no volvía, la familia acudió a la Policía Local para dar aviso de lo ocurrido. Por este motivo, durante el día de hoy los efectivos de este servicio, la Policía Nacional y voluntarios han comenzado un operativo de búsqueda.

Aunque toda la familia vive en O Pereiro de Aguiar, la búsqueda se centra en la ciudad termal, el último punto en el que se ha visto a Yaiza. Igualmente, se ha contactado con los amigos con los que pasó la tarde en la Cabalgata, y han asegurado a la Policía que la joven se despidió porque sus padres la estaban esperando.

Los agentes también han hablado con otro chico con el que Yaiza se había ido hace unos meses durante un día. «Una pequeña rebeldía», ha descrito su hermana. Sin embargo, el joven ha asegurado que no sabe donde puede estar, según informa Europa Press.