Protecció Civil de la Generalitat ha acusado a la empresa Iqoxe de «no facilitar la información y no seguir los protocolos» después de la explosión y el incendio de este martes que ha provocado la muerte de dos personas y ocho heridos, informa Europa Press.

En declaraciones a Rac-1 recogidas por Europa Press, el subdirector de Protección Civil, Sergi Delgado, ha explicado que hubo dificultades para evaluar el riesgo de nube tóxica: «Este tipo de evaluación se basa en la información que da la empresa pero ésta comunicación, por diferentes motivos, no se recibió y no se pudieron seguir los protocolos».

Delgado ha aclarado que las sirenas no sonaron porque están preparadas para confinar a la población por toxicidad y, al no tener información de un accidente, tuvieron que activar el confinamiento pese a que, según el subdirector, «no se produjera una nube tóxica sino una explosión de grandes dimensiones».