Las tres hermanas norteamericanas que denunciaron que durante la pasada Nochevieja fueron atacadas sexualmente por tres afganos podrían haberse inventado la historia para cobrar un seguro, según informa Atlas.

Los tres individuos fueron detenidos por las presuntas agresiones sexuales, cometidas en Murcia. Una de ellas denunció al día siguiente ante la Policía

Los agentes arrestaron a estos tres chicos a raíz de la denuncia presentada. Los arrestados son estudiantes, de nacionalidad afgana y con edades comprendidas entre los 20 y los 28 años y dos de ellos tienen concedido asilo político. Cursan, al parecer, algún módulo de FP en algún instituto.

Además de caer las chicas en contradicciones durante sus declaraciones, en las pruebas forenses no había rastro de la agresión. El abogado de los acusados asegura que al día siguiente los jóvenes afganos acompañaron a las presuntas víctimas a la estación de autobuses. «Se ve cordialidad, amabilidad y una situación de despedida normal, como si no hubiera pasado nada», ha dicho. Las mujeres se encuentran ahora en Estados Unidos.