El subdelegado del Gobierno en la provincia de Cádiz, José Pacheco, ha confirmado que el cuerpo sin vida encontrado en la mañana de este lunes a unas siete millas de Tarifa (Cádiz), pertenece a uno de los tripulantes del pesquero desaparecido ‘Rúa Mar’.

Cabe recordar que una embarcación de Salvamento Marítimo había rescatado el cuerpo tras recibir un aviso de una embarcación de recreo sobre las 12,00 horas. Por su parte, el subdelegado ha confirmado este hecho una vez que han sido informados los familiares de los marineros desaparecidos, ya que había incidido en que serían ellos «los primeros» en recibir información sobre cualquier novedad.

La radiobaliza del pesquero gaditano que dio la señal de alerta antes de que desapareciera con sus seis tripulantes se activó de forma automática, lo que podría indicar que el barco se hundió sin que los marineros pudieran tener tiempo de pedir ayuda y accionarla ellos mismos, según fuentes del sector pesquero, informa Efe.

Los responsables de los dispositivos de búsqueda de Salvamento Marítimo y Guardia Civil, acompañados por el Subdelegado del Gobierno de España en Cádiz, José Pacheco, informaron en la tarde del viernes a los familiares del desarrollo de sus tareas en la segunda jornada de búsqueda del pesquero, que desapareció en la madrugada del jueves a 28 millas del cabo Espartel en aguas de Marruecos.

La Armada Española ha puesto a disposición del operativo el Buque de Acción Marítima (BAM) Relámpago, que va relevando al buque SAR Mastelero de Salvamento Marítimo. Coordinados por Salvamento Tarifa, han trabajado en el rescate el Helimer 207, el avión Sasemar 101, el helicóptero de la Guardia Civil, el SAR Mastelero, la Salvamar Arcturus y la Guardamar Concepción Arenal.

La subdelegación del Gobierno ha informado de que este viernes se ha recogido la radiobaliza del buque desaparecido.

Se ha comprobado que este instrumento, que permite dar a través de un satélite la señal de alerta y la ubicación, se activó de manera automática, ya que el sello que se rompe cuando se activa de manera manual está intacto.

«La opción es que se ha podido tirar al agua o se ha activado por hundimiento», señala el comunicado de la Subdelegación.

El pesquero gaditano desapareció en la madrugada del jueves 23 de enero a 28 millas del cabo Espartel en aguas de Marruecos

Los dispositivos de búsqueda descartaron también que el pesquero colisionara con otro buque. Para ello han investigado la traza o ruta de los buques y barcos que estaban por la zona en el momento en el que se activó la señal de la radiobaliza.

«El buque más cercano, con ruta a Algeciras, ha sido inspeccionado por Capitanía Marítima y se ha comprobado que no hubo posibilidad de colisión», señala el comunicado.

Los dispositivos de búsqueda cuentan con medios materiales y humanos de Marruecos y de Salvamento Marítimo, Guardia Civil y la Armada española. En una segunda fase del operativo se ha contado con la colaboración del Instituto Español de Oceanografía.

La profundidad de la zona, de unos 500 metros, y sus fuertes corrientes entrañan una gran dificultad para esta tarea.