La Guardia Civil cuenta con 5.840 mujeres en sus filas, menos del 8 por ciento del total de efectivos, un porcentaje insuficiente que quiere invertir con medidas concretas como acudir a los centros escolares para «atraer» a las más jóvenes al cuerpo. En los últimos ocho meses ya se han impartido 250 charlas.

Es una de las iniciativas que figura en el primer plan de igualdad de la Guardia Civil puesto en marcha el pasado julio y del que este miércoles ha hablado su principal impulsora, la teniente general Dolores Gimeno junto con la directora de la Guardia Civil, María Gámez, y Beatriz Gimeno, director del Instituto de la Mujer en la séptima jornada sobre igualdad de oportunidades.

La teniente general Gimeno ha explicado a Efe que en el plan figuran medidas «correctoras» para impulsar la igualdad como aumentar las salas de lactancia en los cuarteles o impulsar acuerdos de colaboración en escuelas infantiles para el acceso de hijos de guardias civiles.

La teniente general ha celebrado que en las últimas promociones de acceso directo el porcentaje de mujeres ha subido y se sitúa en torno a un 20 por ciento, si bien todavía el número de agentes en la Guardia Civil es notablemente inferior al de otras fuerzas de seguridad.

Por eso, uno de los retos es hacer más atractivo la institución a las mujeres y que las más jóvenes conozcan el trabajo de la Guardia Civil. «Se han impartido más de 250 charlas en centros educativos para que los jóvenes nos conozcan», ha resaltado Gimeno.

Las 5.840 mujeres guardias civiles trabajan en todas las especialidades, excepto en tres: el GAR (Grupo de Acción y Reserva), la UEI (Unidad Especial de Intervención) y el GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas).

La teniente general ha explicado que, a pesar de que ha habido aspirantes a entrar en estas unidades, todavía ninguna ha logrado superar las exigentes pruebas físicas.

Otro de los retos en materia de igualdad en conseguir aumentar el número de agentes en escalas superiores, ya que en la actualidad, según ha resaltado la directora general, «solo hay un 4,2 por ciento de tenientes, un 3,6 por ciento de comandantes y apenas un 1 por ciento de tenientes generales».

«El plan es un documento ambicioso», ha enfatizado Gámez, antes de reiterar que la Guardia Civil tiene que ser el reflejo de la sociedad a la que sirve y de que los servidores públicos tienen la misión de «acelerar» progresos que pueden ser lentos.