Política

Podemos atribuye a "celos" de colectivos feministas del PSOE las críticas a la 'Ley Montero'

La ministra de Igualdad patrimonializa los actos del Gobierno con motivo del 8-M

Irene Montero, ministra de Igualdad. EP

Este martes pasa por la mesa del Consejo de Ministros el anteproyecto estrella del departamento de Irene Montero, la llamada Ley de libertades sexuales, y lo hace no sin ruido. Día a día ha venido cosechando críticas, muchas de ellas públicas y desde el ámbito del PSOE, que Podemos atribuye a una cuestión de celos de los colectivos feministas socialistas por haber perdido una competencia entendida como un estandarte del primer partido en el Gobierno.

Es la misma competencia, Igualdad, que la legislatura pasada tenía la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y que el Gobierno de coalición con Unidas Podemos hizo que cayera en manos de Irene Montero. Incluso se atribuye a las discrepancias sobre quién debía tener la competencia de Igualdad una de las causas que precipitó la repetición de las elecciones del 10-M por falta de acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos.

En definitiva, entienden en el entorno de Irene Montero y del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que las feministas del PSOE «están molestas, dolidas porque perdieron Igualdad». A los enfrentamientos ya conocidos la semana pasada entre los Ministerios de Igualdad y Justicia, se unen una serie de críticas respecto a invasión de competencias, ignorancia de la Jurisprudencia del Tribunal Supremo, falta de calidad técnica y mucha carga política, delitos inexistentes y hasta vocablos que no recoge la RAE, según una crónica descarnada que a primera hora de la mañana de este lunes hacía la Cadena Ser sobre la redacción de un proyecto fundamental para este gobierno de coalición.

Las políticas de igualdad no pueden ser el laboratorio de aprendizaje de Podemos», dice una histórica del PSOE

Sean ciertas o no estas apreciaciones de Podemos, la verdad es que símbolos del PSOE de la lucha feminista como la ex diputada Ángeles Álvarez entraba vía Twitter en la polémica para apostillar que «una ley es algo serio. Siento que mi partido tenga que corregir a Irene Montero. Las políticas de igualdad no pueden ser el laboratorio de aprendizaje de Podemos, poniendo en riesgo el compromiso social con la Igualdad entre mujeres y hombres». Y tampoco se ha escapado de la polémica por colgar en la fachada del Ministerio una bandera arcoiris, símbolo del colectivo LGTBi, y no la morada, que lo es del feminismo, aunque finalmente rectificó.

Es precisamente Carmen Calvo la que, en calidad de coordinadora del Gobierno, está supervisando el trabajo conjunto que han hecho Justicia e Igualdad para que el Anteproyecto pase su primer tramo gubernamental hoy en el Consejo de Ministros y el jueves pase a subsecretarios, lo que, a juicio de la formación morada «no es señal de lío». La presidenta socialista, Cristina Narbona, decía por la mañana, en la rueda de prensa que sigue a la reunión de la comisión ejecutiva del PSOE, que «como en cualquier proyecto de Ley es posible que haya alguna modificación» con las «aportaciones» de otros Ministerios, entre otros aspectos, respecto a la reducción de penas por violación.

En Moncloa, donde no quieren entrar en ningún tipo de colisión con su socio de Gobierno, argumentan que no ha pasado con este texto «nada que no ocurra con otros que son muy transversales y afectan a varios ministerios». «No nos consta lío o discrepancia, ocurre con todas las leyes», aunque esta tenga una especial complejidad porque, entre otras cosas, supone un cambio en el Código Penal de los muchos que se quieren introducir esta legislatura.

Montero protagoniza los actos del Gobierno de esta semana con motivo del Día Internacional de la Mujer

Irene Montero ha echado los restos esta semana marcada por el Día Internacional de la Mujer. Ayer inauguró en el salón de actos de su Ministerio «El voto de las mujeres«, una de las exposiciones del fondo itinerante del Instituto de la Mujer, elaborada por el Centro Feminista de Estudios y Documentación. Además, durante estos días y en el mismo lugar el grupo de artistas urbanos Boa Mistura pintará el mural ‘Libres’, basado en el cartel para el 8-M.

Desde el miércoles al domingo el Instituto de la Mujer participará en la Feria Semana de la Educación, en torno a la idea de igualdad. Una de las actividades será el monólogo «No solo duelen los golpes» de Pamela Palenciano, que Más Madrid quiso llevar recientemente a la Asamblea de Madrid y, finalmente, se censuró por PP y Ciudadanos. Ese mismo día y con la presencia de la ministra, se inaugurará en el salón de actos del Museo Arqueológico Nacional, la 16ª edición del Festival Ellas Crean dedicado a visibilizar el trabajo de las artistas y creadoras en el mundo de la cultura.

El jueves 5 Montero asistirá al acto Alianza Feminista en la Universidad de Sevilla organizado por el Fórum de Política Feminista de Sevilla y el 8 participará junto a las directoras generales de su Ministerio en las diversas manifestaciones convocadas para ese día.

Las críticas al plan de Montero coinciden, además con la ruptura de Izquierda Unida con el Partido Feminista tradicional por sus discrepancias en materia a la Ley Trans. El propio Partido Feminista afirma estar abierto a acoger a todos los transexuales: «Tenemos afiliados y afiliadas de diferentes orientaciones, lo que no nos cansaremos de repetir es que la formación no ataca a los transexuales, sino a una ley que no es de derechas ni de izquierdas, es inhumana», sostiene Jorge Saura, miembro de la Comisión Política del Partido Feminista.

Comentar ()